Venas débiles, Várices, Dolor de Pies, Piernas o pélvico: cura natural

Las venas son diminutas mangueras encargadas de transportar por el cuerpo la sangre “sucia” al corazón. Se le llama sangre sucia debido a que las venas recogen los desechos del cuerpo que el hígado eliminará. Unas venas fuertes y elásticas son la clave para la salud de tejidos y del corazón, y cuando estas se debilitan pueden causar una serie de problemas de salud, como várices.

Venas débiles, várices, dolor de pies, piernas o pélvico: cura natural y un secreto

Se requiere un rendimiento muy efectivo de todo el sistema circulatorio para que la sangre pueda regresar de la punta de los pies hacia el corazón, ya que la gravedad influye notablemente en este retorno venoso, se bombean aproximadamente 9000 litros durante el día y toda la vida, por lo que la parte venosa inferior del cuerpo, es decir, los pies, las piernas y la zona pélvica, son las más afectadas, sobre todo porque la zona inferior carga además el peso del cuerpo.  Saber como fortalecer las venas es esencial.

Causas principales de las venas débiles son:

  • Personas sedentarias o con baja actividad física.
  • Estar de pie mucho tiempo, sobre todo con las piernas inmóviles.
  • Sobrepeso.
  • Congestión venosa.
  • Estreñimiento constante.
  • Envejecimiento venoso.
  • Coagulación en desequilibrio, coagulación exagerada.
  • Herencia de venas débiles.
  • Dieta deficiente en nutrientes.

Várices o venas varicosas: principal efecto de venas débiles

Las venas varicosas o várices son venas excesivamente dilatadas que sobresalen o saltan a la superficie de la piel, son por lo general de color azulado o a veces rojizas o moradas y dan la apariencia por lo general de telarañas por lo que se conoce como telarañas azules. Esto sucede por lo general en las venas debido a que las válvulas involucradas en el retorno venoso de sangre no funcionan correctamente, lo que provoca el debilitamiento de las paredes de las venas y provocan la formación de nódulos o sangre congestionada. Cuando la sangre va de regreso al corazón, se puede estancar o forzar debido a esta debilidad, provocando que otras válvulas se sobrecarguen y debiliten y se generen más várices.

Las venas débiles o várices pueden provocar:

  • Hinchazón de pies y piernas.
  • Ser un problema de estética.
  • Una sensación de hinchazón.
  • Dolor y pesadez en las piernas.
  • Dolor lumbar o pélvico.
  • Calambres o rampas en pies y piernas.
  • Sangrado.
  • Ulceraciones severas.
  • Insuficiencia venosa crónica.

Una enfermedad progresiva

Cuando aparecen las várices es necesario empezar un tratamiento, ya que son un síntoma previo a una enfermedad progresiva que puede provocar severas complicaciones como úlceras difíciles de sanar, hinchazón y dolor, constante sangrados y un retorno venoso débil que afecta a tejidos y órganos en general. En las mujeres puede provocar síndrome de congestión pélvica, debido a la congestión de sangre en esta zona, lo cual genera várices abdominales, en glúteos, muslos, etc., además de dolor en esta zona.

¿Dolor  en zona pélvica o lumbar?

Sí padeces de dolor en la zona lumbar o pélvica, sobre todo al estar de pie, se puede deber sin duda a un retorno venoso deficiente. Si tienes várices, es muy importante que tomes en cuenta una tratamiento para su curación., que empieces a movilizar tu cuerpo para que la sangre no quede estancada y fluya de forma eficiente por el cuerpo, desechando tóxicos nocivos.

¿Qué hacer para evitar y curar várices?

!Lo primero es que te pongas en movimiento! Las función de las venas es hacer recoger desechos y ponerlos a circular de manera que puedan ser eliminados del cuerpo por el hígado, por lo que reaccionan de forma sensible a la falta de actividad física. SI deseas prevenir las várices o ayudar a que desaparezcan, te sugiero practiques natación, baile, gimnasia, etc.. Sobre todo, te sugiero practiques una actividad que te de mucho gusto, porque cuando disfrutas algo aumentas las endorfinas en el cuerpo y esto produce un efecto medicinal estupendo. Mucha gente cree que las várices ya no se van, o que sólo pueden ser eliminadas mediante cirugías. Sin embargo, hay várices que si pueden desaparecer, sobre todo las pequeñas, y sin duda se puede bajar notablemente la inflamación y el dolor si practicas alguna actividad física de tu gusta y retomas una dieta que nutra las paredes y válvulas venosas.

¿No puedes realizar actividad física?

Si tienes algún problema de salud que te impida hacer ejercicio o actividades fuertes, hay otras muchas formas de ponerte en movimiento. Puedes realizar caminatas suaves, o subir tus piernas en contra gravedad recargadas en la pared mientras mueves tus pies o subes y bajas las rodillas, de modo que la sangre circule con facilidad de regreso. Pero sobre todo te sugiero darte tu misma un masaje podal con una pelota o un limón. Este masaje de pies es riquísimo, incrementa el flujo sanguíneo y te ayudara a evitar congestión de sangre, bajando el dolor en piernas, pies y pelvis. El masaje podal no sólo es recomendado para todo tipo de persona, es estupendo en personas que definitivamente no pueden hacer esfuerzos físicos, incluso, se los puede realizar una persona que sepa dar masajes de pie.

Masaje con te para fomentar la circulación sanguínea

Realiza el masaje de pies cada noche como se indica en el video adjunto en este articulo (Encuéntralo abajo), si lo haces con paciencia y enfoque, y bebes un te ante ya sea de jengibre, ortiga o espino, que son estimulantes de la circulación, verás resultados inmediatos de relajación y circulación que este te generará

Dieta para fortalecer venas

El pescado, la levadura de cerveza, el aceite de oliva la chía, el sésamo, las nueces, maní y almendras, son excelentes nutrientes venosos. Te sugiero además que en ayunas bebas diariamente un vaso de te de boldo ligero con el jugo de un limón exprimido y una pizca de bicarbonato. Esto te ayudara a limpiar la sangre y evitar la acumulación de tóxicos o toxemia en las venas. Incluye germinados, cebolla cruda y cítricos en ayunas que son estupendos regenerativos celulares, te ayudarán a fortalecer las venas, a limpiarlas, a volverlas más fuertes y elásticas. 

¡Ajo para curar venas!

Toma un diente de ajo cada día, ya que el ajo es una verdadera y milagrosa medicina, contiene nutrientes muy benéficos para las venas y todo el sistema circulatorio, además, combate toxemia, bacterias, hongos, regenera células débiles y dañadas, etc., y te ayudará a rejuvenecer las venas. Si tomas cada noche un te de romero con jengibre y limón, te ayudara en la reparación venosa.

Alimentos para fortalecer y limpiar venas (incluso arterias)

  • Ajo
  • Jengibre
  • Germinados
  • Cítricos en ayunas
  • Papaya, estupenda para desinflamar y calmar dolor
  • Aloe con piña en ayunas
  • Infusiones de jengibre, romero ortíga, espino, tila y guineo.

JUGO PARA FORTALECER VENAS y LIMPIAR A PROFUNDIDAD SANGRE

  • Un pedazo de nopal o una cucharada de gel de ele.
  • Un pedazo de piña
  • El jugo de un limón
  • Media cucharadita de jengibre rayado
  • Agua

Licúa todo y bebe en ayunas cada mañana.

Arcilla: un poderoso secreto para activar circulación y fortalecer venas

El uso de empastes de arcilla sobre las piernas es estupendo no sólo porque la arcilla absorbe los tóxicos acumulados en las venas, sino que la arcilla activa de forma instantánea la circulación sanguínea provocando que los músculos y válvulas involucrados se movilicen y fortalezcan. Si deseas saber como aplicar la arcilla ve el video adjunto abajo.

Un secreto para curar a raíz…

Así como el resto de las enfermedades, el cuerpo simplemente refleja nuestro sentir más profundo. Si deseas curar a profundidad las venas es muy importante que revises en que parte de tu vida sientes “no circulas” como realmente te gustaría. Es muy probable que estés limitada a estar en un lugar, ya sea por obligación, por que siente son puedes moverte, por que tienes que cuidar de alguien, etc. Sentirse estancada o sin el movimiento que nos gustaría tomar en la vida, es la causa más profunda de las várices.

Si tienes várices pregúntate: ¿Dónde me siento limitada a tomar mi propio camino? ¿Me siento encarcelada o limitada en algún lugar? ¿Realmente hago lo que deseo hacer? ¿Tengo miedo tomar mi propio camino o dirección? ¿Por quién me siento detenida o detenido?

Cuando contestes estas preguntas, date un tiempo además para meditar como puedes empezar a tomar tu propio camino y como puedes apoyarte para sentirte más libre y realizada.

Te sugiero además veas esta serie de videos que sin duda te ayudaran a trabajar la raíz del problema y a lograr una cura que te puede sorprender…

MASAJE PODAL PARA ACTIVAR CIRCULACIÓN:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
18 Comentarios
  1. 16 enero 2018
    • 16 enero 2018
  2. 1 enero 2018
    • 2 enero 2018
    • 4 enero 2018
  3. 1 enero 2018
    • 2 enero 2018
  4. 30 diciembre 2017
    • 30 diciembre 2017
      • 2 enero 2018
    • 2 enero 2018
  5. 29 diciembre 2017
    • 2 enero 2018
  6. 23 diciembre 2017
    • 2 enero 2018
  7. 23 diciembre 2017
    • 2 enero 2018
  8. 23 diciembre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies