Tristeza sin causa aparente: sabia mensajera

Tristeza sin causa aparente¿Te sientes solo? ¿Sientes que nadie comprende lo que haces, sientes o vives? ¿Tienes ganas de llorar, y no sabes por qué? No importa lo que seamos o tengamos, ni si tenemos todo el dinero, o el apoyo de los demás, o no tenemos ninguno. La tristeza sin causa aparente, que se repite constantemente y no podemos detectar por qué, realmente no esta condicionada a personas ni situaciones externas, sino a una forma, a una actitud que hemos tenido para con nosotros mismo y nuestro sentido de realización.

La tristeza es una emoción que muchos describen como vacío interior, una sensación de no estar contento con nada a pesar de tener muchas cosas, de sentrise alejado de los demás aunque todos parezcan muy cerca, una sensación de no tener aunque podamos tenerlo todo.

Sentirnos tristes es hasta cierto punto normal, sobre todo cuando perdemos algo que nos importaba o las cosas nos desilusionan. Pero la tristeza sin causa es diferente. No es en realidad lo mismo que sentirnos deprimidos, la depresión viene más bien de  enojo acumulado, y la tristeza sin causa aparente tiene que ver más bien con una emoción que nos habla de no poder sentirnos llenos o realizados a pesar de lo que tengamos o seamos.

Cuando sentimos tristeza sin causa podemos estar sintiendo alguna de estas sensaciones:

  • Sensación de abandono
  • Culpa por no haber podido ser, dar o decir ciertas cosas
  • Ganas de llorar sin saber por qué
  • Mucha sensibilidad
  • Sensación de pérdida
  • Desgano, pocas ganas y resistencia de participar o convivir con los demás
  • Sensación de no poder ser o tener lo que realmente se quiere.
  • Falta de concentración, hay dispersión de ideas.
  • Insatisfacción y apatía
  • Perdida de sentido y ánimo
  • Nada nos llena ni nos entusiasma.
  • Desilusión
  • Sensación de haber sido traicionados.

Una palabra que puede definir la tristeza de forma muy clara es desconexión. Cuando estas triste, es como si estuvieras desconectado. Y es así, en el fondo, como realmente estamos. Desconectados de nuestro verdadero camino e intensión sincera de vida.

Hay que poner atención cuando nos sentimos tristes pues si permitimos que la tristeza se instale en nuestra forma de vida, nuestro cuerpo puede empezar a deteriorarse, además de que órganos y sistemas empiezan a perder fuerza y vigor, nuestro sistema de defensas baja, podríamos empezar a enfermar más, a tener tensiones corporales, a provocar que en nuestra vida las cosas no fluyan como queremos.

Hay quienes tienen una tristeza crónica de vida, a veces no notamos que hemos estado viviendo con muchas culpas, con una sensación de pérdida, de abandono, de no poder ser felices ni libres. Y no lo notamos hasta que esto empieza a afectar en nuestra vida, ya sea en nuestra salud, o en nuestro flujo de realización personal.

Curando la tristeza con sabiduría emocional

Para curar la tristeza es necesario no juzgarla como buena ni mala, sino reconocer que necesitamos nuestra atención y comprensión, y desahogar y acomodar sentimientos profundos que son los que se han acumulado de una forma desordenada y poco nutritiva en nuestro corazón, sin encontrar sentido.

Por ejemplo: pudimos haber vivido en un ambiente muy exigente, o en un ambiente donde a los ojos de los demás no éramos gran cosa y más bien nos veían con indiferencia y rechazo. Pudimos haber vivido en un ambiente donde nos comparaban a menudo con alguien más, o dónde aunque nos amaban y apoyaban, eran duros con nosotros. Todo esto forjó la forma en como nos veíamos y como nos tratábamos. Aprendimos a tratarnos con exigencia, dureza, frialdad, indiferencia… Muchos han aprendido a vivir tan sólo para tener y ser algo en especial, algo que no son realmente, pero lo hacen porque eso era y es muy importante para los demás, que fuéramos o tuviéramos ciertas cosas, y nos enfocamos de una forma enajenada en ser y tener con la finalidad profunda de ser aceptados, adorados y queridos, dejando atrás las cosas que sinceramente nos apasionan, nos hacen felices y nos orientan hacia una realización profunda y verdadera.

Poco a poco esta forma de tratarnos a nosotros fue generando no solo un vicio en la costumbre de como debíamos de ser, sino una gran distancia hacia con nosotros mismos, es decir, que aprendimos a vivir para los demás, a ser exigentes y hasta duros con nosotros, y nos olvidamos de jugar, de disfrutar la vida y sobre todo, de conectarnos con nuestra verdadera intensión y misión de vida, y fluir de forma espontánea. ¿Que se puede disfrutar realmente cuando uno es artificial? Artificial es ser lo que no somos realmente, querer aparentar… Muchos creen que la forma adecuada de vivir es en función de los demás, están llenos de posturas falsas, metidos en un personaje que no son, porque eso les hace sentir seguros, porque ser lo que son los hace inseguros porque hay un gran miedo al rechazo y la desaprobación.

Dice un refrán en la física cuántica: Cambia la forma de ver las cosas y cambiara la realidad“. A veces vivimos cosas que no pudimos comprender, obedecimos a voces que no nos hacían realmente felices pero las seguimos porque eso hacia feliz a los demás. Y aunque lo hicimos de la mejor forma que comprendimos, esta actitud nos alejó de lo que somos y poco a poco nos puso un cristal gris y empañado frente a los ojos, porque no podíamos ser libres y disfrutar la vida orientados según nuestra alma nos los indicaba.

¿Qué hacer para recuperar nuestro gozo y profundidad para realizarnos?

  • El PRIMER PASO para curar la tristeza es CONECTARTE CONTIGO MISMO: Es muy probable que estés dejando tus sentimientos atrás y que estés muy preocupado u ocupado por atender muchas cosas, resolver muchos problemas, incluso los que no son tuyos, y esto hace que te desconectes de ti y te ausentes de tu orientación interior para hacerte feliz. Así que debes reconocer que la tristeza no la causa nadie, sino una indiferencia y falta de concesión contigo.
  • Toma un tiempo para ti cada día, date unos minutos en la noche, antes de dormir, para preguntarte qué cosas ya no te gustan en tu vida, trata de sentir con honestidad qué quisieras ser o tener, y apunta en un cuaderno lo que pase por tu mente, dale forma con un dibujo, y trata de sentirlo, de verte haciendo algo que realmente disfrutes, si te cuesta al principio sólo descarta las cosas que ya no deseas, y juega un poco a ser lo que te gustaría ser. Si eres paciente, tu alma poco a poco te hablara con más fuerza. Date la oportunidad y el tiempo cada día de SOÑAR las cosas que te hacen feliz, que te gustaría desarrollar, o el lugar donde te gustaría trabajar, vivir. Y suéñalo.
  • DEJA DE COMPETIR con los demás, evita compararte. Si has aprendido a hacer esto porque así te educaron de pequeño, es momento de madurar y decidir que actitudes tomar en tu vida que te hagan sentir bien y feliz. Si te siente muy criticado o exigido, preguntarte donde tu mismo te criticas y te exiges, al grado de atraer esto en tu vida. Si estas rodeado de gente que te exige y critica, es porque seguramente tu mismo eres así contigo mismo, así que el cambio no esta en cambiar a los demás, sino en cambiar primeramente tu actitud contigo.
  • NO TE USES para trabajar. El trabajo debe ser algo donde despiertes tus potenciales creativos, donde tengas una sensación de crecimiento, no sólo intelectual, sino espiritual, es decir, que aprendas a comprender, a ser paciente, a querer y aceptar no sólo a los demás, sino aceptarte tu, así como eres, ser paciente contigo, volverte más profundo y menos superficial. Si sólo vas a trabajar para pagar cuentas o para cumplir con algo, no estas conectado realmente con tu trabajo, y sin duda esperarás el fin  de semana o los días libres para salir corriendo. Pero los días de trabajo estarás ausente y desconectado porque no estas contento donde estas.
  • DESCANSA: Date todos los días el descanso necesario. Si sientes  cansancio a menudo es que puedes estar agotado emocionalmente con cosas que has vivido y no te has dado el tiempo de entenderlas y nutrirte de ellas, o no te estas dando el debido tiempo para disfrutar, para dejar de preocuparte y aprender cosas nuevas que nutran tu corazón y comprensión. Así que date un día a la semana para ti, duerme lo suficiente, come cosas que te nutran y hagan sentir bien, lee cosas que te inspiren y aumenten tu visión y poder, y si no comprendes alguna experiencia que te ha sucedido, o sientes no la puedes soltar, usa los días de descanso para reflexionar en ellas, escríbelas y ve en el aprendizaje que puedes obtener de lo vivido para soltarlo y trascenderlo. 
  • HAZ DIÁLOGOS AMOROSOS CONTIGO: háblate con paciencia, no te critiques ni regañes, recuerda que la forma en como nos tratamos es la base primera para empezar a sentirnos amados, queridos y confiar en nosotros. Dite a ti mismo: ¿Por qué me importa tanto lo que digan los demás de mi? ¿Quién me enseñó a sentirme inseguro? ¿Qué puedo hacr hoy para hacerme más feliz? ¿Qué quisiera dejar atrás? ¿Qué cosa no he conocido en esta vida que me gustaría conocer? ¿Habrá algo más grandioso en la vida que lo que hasta ahora he experimentado?
  • RECONOCE TUS TALENTOS Y VIRTUDES: Es importante que cada día veas y valores los dones que la naturaleza te dio. Sin duda hay dones y habilidades en ti, puede ser tu paciencia, tu imaginación, tu amor por la naturaleza o tus ganas de salir adelante.
  • NO ALIMENTES AL IMAGEN: Hay gente que es muy exitosa y tiene muy buen dinero, y aun así, se siente triste y desconectada. Esto se debe a que usan sus habilidades y talentos para alimentar la imagen, es decir, porque viven en función de los demás, de la aceptación ajena, y dejan a un lado sus verdaderos sentimientos o deseos. Alimentar la imagen nos hace distanciarnos de lo que realmente queremos en el fondo, de lo esencial. Hay miedo a no poder ser todo eso que los demás esperan que seamos. Y entonces vivimos en función de la aceptación ajena, abandonando lo que verdaderamente queremos.

 

TUS PENSAMIENTOS  CREAN LO QUE SIENTES y VIVES

Recuerda que cada cosa que piensas es lo que determina la forma en como te sientes.  Si alimentas pensamientos decadentes, tu cuerpo recibirá este impacto emocional. Así que para empezar cada día con ánimo y nuevas expectativas, te sugiero practiques esta meditación, son dos minutos al día nada más para abrir tu mente y corazón a las cosas nuevas y más grandiosas que hay por vivir. 

TU INTENSIÓN ES LA CLAVE

Te sugiero además practiques la meditación y ejercicio que vienen en este video, te ayudara a empezar el día de una forma renovada y poco a poco comprobarás como si insistes en pensar y enfocar tu pensamiento hacia lo que quieres, los días empezaran a cambiar de forma asombrosa hacia emociones y vivencias más profundas y grandiosas….

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
39 Comentarios
  1. 27 octubre 2017
    • 29 octubre 2017
  2. 22 agosto 2017
    • 23 agosto 2017
  3. 10 junio 2017
    • 10 junio 2017
      • 10 junio 2017
    • 12 julio 2017
      • 15 julio 2017
  4. 27 enero 2017
  5. 16 enero 2017
    • 17 enero 2017
      • 17 enero 2017
  6. 13 diciembre 2016
    • 14 diciembre 2016
  7. 11 noviembre 2016
    • 12 noviembre 2016
  8. 3 noviembre 2016
    • 4 noviembre 2016
  9. 19 octubre 2016
    • 19 octubre 2016
    • 13 julio 2017
      • 15 julio 2017
  10. 19 octubre 2016
    • 19 octubre 2016
  11. 7 agosto 2016
    • 7 agosto 2016
      • 13 octubre 2016
      • 14 octubre 2016
  12. 30 abril 2015
  13. 25 marzo 2015
  14. 18 septiembre 2014
  15. 11 septiembre 2014
  16. 30 junio 2014
    • 19 septiembre 2015
  17. 30 junio 2014
    • 20 septiembre 2014

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies