Somatizar: el origen del Síntoma y la Enfermedad, y su verdadera cura

Para lograr una cura profunda y permanente, y comprender lo que es la enfermedad, es importante comprender lo que significa somatizar. Somatizar significa que un pensamiento enfocado y aceptado en la persona como algo verdadero, se traduce en síntomas y molestias o hasta enfermedades en el cuerpo. Se dice que la mayoría de los síntomas, debilidades o enfermedades en el cuerpo son psicosomáticas porque de alguna forma todas ellas están arraigadas o relacionadas con una forma de pensamiento.

Somatizar las enfermedades

Emociones y pensamiento

Las emociones no resueltas, que se guardan o no se atienden, suelen transferirse al cuerpo debido a que estas son energía simplemente que se genera por una forma de pensar o enfocar la vida. Así, toda emoción corresponde a un pensamiento. El miedo, la ansiedad, la angustia, el enojo, la desesperación, la tristeza, etc., son emociones o sentimientos que, si observas se activan cuando piensas determinadas cosas. Por ejemplo. Tu piensas que algo es difícil, y así lo sientes. Tu piensas que no puedes, y te sientes impotente. Tu piensas que esa persona “No debería hacer eso…” y te enfadas, frustras, decepcionas, etc.

Nuestro cuerpo es un costal de energía, lleno de información cambiante a cada instante. La información de nuestro cuerpo puede estar arraigada en el ADN o información genética, pero cambia según lo que comemos, vivimos, pensamos y sobre todo lo que sentimos. El cuerpo refleja o evidencia la energía del pensamiento.

Escucha tu cuerpo

Cuando sentimos que algo nos irrita, y no lo hacemos consciente o lo negamos, el cuerpo acumula esta energía de irritación hasta manifestarla o somatizarla. Cuando sentimos dolor por culpa, soledad, carencia, etc., y esta emoción se acumula por no comprenderse, o no es consciente en la persona, entonces el cuerpo manifiesta o somatiza dolor. Lo mismo sucede cuando sentimos frustración, rencor, miedo, ansiedad, depresión, etc., el cuerpo responde como una esponja a estos sentimientos y emociones, y refleja picores (frustración que se desea quitar de encima), tensiones y contracturas (miedo, que es resistencia), células débiles y deficientes (depresión, rencor, que son  en el fondo ganas de no vivir, de reclamar, etc.)

Desarraigo de la enfermedad

La enfermedad y todos los síntomas suelen encuentran alivio y curación empezando por el reconocimiento del pensamiento que los provoca. Atender una enfermedad o síntoma tan sólo desde la parte física o corporal, no da garantía de la sanación real, porque mientras permanezca el patrón mental o emocional, la enfermedad persistirá, o incluso se agravará. Esto sucede porque la enfermedad es un camino de comprensión, no es algo malo a lo que uno deba resistirse, es un camino de exploración.

La verdadera curación

Esto puede verse en los casos de cáncer, cuando se dan las terapias de radiación o quimioterapia. ¿Por qué hay personas que aunque tenga un buen tratamiento no sanan? ¿por qué se produce la metástasis, y las células dañadas viajan a otros lados del cuerpo? ¿Por qué no siempre se consigue la sanación? y ¿Por qué en algunos casi si funciona?

Las terapias y medicamentos suelen funciona cuando la persona aprovecha la enfermedad del síntoma para avanzar en comprensión. No importa realmente que tratamiento se lleve, cuando el mensaje se comprende, la enfermedad se va. La enfermedad es un momento de aislamiento, la misma naturaleza nos pone tiempo fuera para observarnos, analizarnos, ver algo que no estamos vuiendo, sentir lo que nos da miedo ver o sentir. Pero muchas veces en lugar de esto, queremos quitarla de encima lo más rápido posible como un bicho raro, y tomamos toda serie de caminos para evadirla, y descuidamos el mensaje esencial que la enfermedad nos quiere dar.

La curación: somatiza pensamientos de salud y poder

Para lograr una curación verdadera basta con poner mucha atención al cuerpo, reconocer y entender la emoción que esta bloqueada y primeramente, desahogarla. Desahogar sin juicio consiste en que simplemente nos dejamos llevar por lo que espontáneamente sentimos. Si hacemos un esfuerzo cuando estamos enfermos, veremos que sentimos muchas cosas a las cuales a veces nos resistimos, como enojos, decepciones profundas, insatisfacción, soledad, miedo. Para esto, te sugiero que si estas enfermo, escribas en un papel todo aquello que sientes en ese momento, que simplemente lo dejes fluir sin juicio ni restricción.

Una vez reconocida la emoción, que ya es un gran paso, es importante ver de qué formas podemos resolver lo que sentimos y enfocar la vida de formas más libres y grandiosas. Mucho más que cualquier tratamiento o dieta, aprender la forma de hacernos felices y sentirnos libres y realizados es la clave más importante en un proceso curativo.

Es en este proceso de consciencia y apertura al cambio que se logra la profunda y permanente cura, sobre todo cuando la enfermedad es persistente y no se va, o se agrava por más tratamientos que hacemos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
13 Comentarios
  1. 16 septiembre 2018
    • 21 septiembre 2018
  2. 15 septiembre 2018
    • 21 septiembre 2018
  3. 15 septiembre 2018
  4. 13 septiembre 2018
    • 14 septiembre 2018
      • 15 septiembre 2018
    • 14 septiembre 2018
      • 17 noviembre 2018
    • 21 septiembre 2018
  5. 13 septiembre 2018
    • 13 septiembre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies