Sistema nervioso sano y fuerte: recetas, alimentos y un secreto curativo

¿Intranquilidad? ¿Ansiedad? ¿Irritabilidad o depresión? ¿Enfermedades frecuentes? Mantener saludable nuestro sistema nervioso es la base para poder disfrutar una larga vida sensorial e intelectual, y podamos usar o seguir aumentando nuestras capacidades mentales, cognitivas y hasta psíquicas, sabiendo cómo entender y dominar nuestras emociones.

Sistema nervioso

Conoce tu Sistema Nervioso

El sistema nervioso se compone principalmente de nervios y centros nerviosos que envían, reciben y hacen circular información por nuestro cuerpo. Los nervios son los responsables de que nosotros podamos sentir, tener emociones, sensibilidad, control motor, coordinación, que podamos ver, escuchar, hablar, sentir una caricia y que nuestro cuerpo pueda realizar un gran número de funciones en nuestro cuerpo. El sistema nervioso es cómo una red de cables por donde circula nuestra energía o electricidad.

Cuando mi sistema eléctrico o circuitos están sobrecargados por exceso de “tensión”, o por falta de descanso, relajación, etc.,  o esta mal nutrido o estimulado, etc., tendremos problemas y este empezará a debilitarse o enfermar. 

Afecciones y síntomas de un sistema nervioso débil o enfermo

Cuando el sistema nervioso falla o se debilita, muchas funciones del cuerpo se afectan o “funden”, y podemos sentirnos afectados en muchos sentidos y padecer las siguientes afecciones o síntomas:

  • Hipersensibilidad nerviosa
  • Depresión, malhumor y desgano
  • Problemas para relajarse y concentrarse.
  • Padecer ansiedad, angustia, miedo, crisis emocionales, impaciencia, intolerancia, etc.
  • Tics nerviosos
  • Falta de sensibilidad en cuerpo o entumecimiento (el cual también puede suceder por una deficiente circulación)
  • Dependencias severas
  • Falta de control motor o de coordinación motriz
  • Problemas estomacales e intestinales
  • Problemas de circulación, respiración, vejiga, etc.
  • Problemas de vista, oido, habla, etc.

Tenemos dos tipos de nervios: los periféricos y los centrales o automáticos.

Los nervios automáticos o centrales regulan las actividades inconscientes de nuestro cuerpo, como los latidos del corazón, la digestión, la circulación, la respiración, la vejiga, etc. Por medio de la relajación y a través de la meditación podemos tomar consciencia de este sistema e influir y tomar control de este sistema nervioso.

Los nervios periféricos regulan las acciones conscientes y toman su fuente de la espina dorsal.

¿Cómo curar el sistema nervioso y fortalecerlo?

Hay tres cosas fundamentales que debes tomar en cuenta si deseas sanar tu sistema nervioso.

  1. Considera la dieta: para mantener bien nutrido tu sistema nervioso es importante que incorpores a tu dieta alimentos  ricos en vitamina C, E y A, antioxidantes y aceites como los Omegas. El aguacate, la chia y la linaza, el aceite de oliva extra virgen, las nueces, almendras y maní, las frutas cítricas y todos los vegetales verdes son estupendos para que el sistema nervioso este bien nutrido. Mira las recetas que te sugiero abajo.
  2. Relájate: no sólo dormir bien es parte de un sistema nervioso sano, sino que uno sepa cómo realmente vivir relajado. Una de las cosas que más afecta y daña el sistema nervioso es la tensión constante o excesiva provocada por una larga lista de cosas como los problemas que sentimos no podemos resolver, las preocupaciones por el dinero, las pérdidas, el futuro, los hijos, etc., el exceso de trabajo, el exceso de actividades sin descanso apropiado, la sensación de falta de poder, el sentirse no querido constantemente, etc. son la principal causa de que nos sintamos tensos. Aprender a relajarnos no es sencillo, muchas personas están incluso acostumbradas a vivir bajo severa tensión y ni siquiera lo notan. Para esto, es muy importante que trabajes primeramente con las emociones, sobre todo con el miedo y el enojo. (Mira el anexo abajo)
  3. Ve a la raíz esencial del problema: el secreto de un sistema nervioso sano esta en ir a la raíz del problema, el cual esta relacionado con la palabra comunicación, ya que este sistema se encarga principalmente de comunicar o llevar información. Cuando este sistema falla o se debilita tan sólo nos muestra o hace evidente algún aspecto de nosotros mismos donde nuestra comunicación es deficiente o nula. SI en verdad deseas curar o activar tu sistema nervioso, te sugiero te hagas estas preguntas y respondas de forma muy consciente y honesta: ¿Dónde en mi vida siento no me puedo comunicar cómo deseo? ¿Qué cosas me impiden comunicarme? ¿Realmente expreso lo que en verdad soy? ¿Me cuesta expresar mis emociones? ¿Me cuesta reconocer que me siento débil o incapaz a veces? ¿Como puedo empezar a comunicarme mejor? ¿Realmente me escucho a mi? ¿Mis pensamientos me comunican amor y comprensión, o son de crítica y rechazo?

Emociones que debilitan el sistema nervioso: enojo y miedo

Es muy importante que reconozcas cuando sientes ya sea enojo o miedo y no lo trates de controlar, porque de ser así, estas emociones se agravaran y generaran mucha tensión en tu cuerpo.

Estas dos emociones pueden causar severos problemas nervioso cuando no las comprendemos ni trascendemos, pero sobre todo, cuando no las reconocemos o admitimos. Así que el primer paso para esto es aceptar tus emociones tal cual las sientes.

Miedo y sistema nervioso

Si sientes eres una persona con miedo fuerte, ansiosa, insegura o que se preocupa constantemente por todo, es que necesitas aprender a creer en ti y a estimular tu confianza. Puedes empezar por observar tus pensamientos y ver que tanto te benefician y provocan confianza, o cuanto te sabotean y te hacen sentir inseguro o con miedo.

Por ejemplo: a veces pensamos o nos imaginamos cosas terribles que nos hacen sentir mal. A veces no podemos controlar ni los pensamientos ni las imágenes mentales. Así que tenemos que empezar por fortalecer nuestro pensamiento, empezando por aceptarlo y sustituirlo por el pensamiento que si queramos. Aceptar un pensamiento que nos hace sentir mal no significa permitir que esto suceda, significa que es simplemente una posibilidad, para luego elegir la posibilidad o el pensamiento que si queremos.

Nuestros pensamientos provocan nuestras emociones. Así que puedes empezar a sustituir pensamientos que no te hagan sentir bien, por otros que te ayuden a sentirte con más confianza. Mira mi video adjunto del miedo.

Enojo y sistema nervioso

Por otro lado, si eres alguien que se enoja, frustra o desespera a menudo, y te sientes intolerante ante muchas cosas es que estás cargado de mucha tensión emocional, la cual se debe principalmente a que esperas mucho de los demás e intentas controlar todo a tu modo. Como en el miedo, es importante que aceptes tu enojo o frustración, y que empieces por escribir todo aquello que te enfada, desespera o no toleras. Desahoga muy bien este sentimiento pues el enojo puede provocar muchos problemas de salud cuando se acumula. Luego, debes aprender a no esperar tanto de los demás, a aceptarlos como son y darles espacio para vivir de acuerdo a su modo y criterios. Y trabajar  en tu felicidad para que no tengas que depender de circunstancias externas que t hagan sentir bien. Mira mi video adjunto para trabajar enojo y depresión.

Recetas para un sistema nervioso saludable

  • Jugo cítrico: en un jugo recién hecho de naranja agrega un par de almendras y un gran pedazo de piña. este jugo limpiará tu sistema nervioso y ayudará a fortalecerlo.
  • Ensalada de germinados con aguacate: te ayudará a mantener tu sistema nervioso rejuvenecido. Mezcla germinados distintos como el de alfalfa, soja, brécol, etc., y adereza con limón, aceite de oliva extravirgen, pedacitos de ajo crudo y un aguacate entero. Esta puede ser una comida completa si agregas pescado o atún.
  • Batido de plátano y nuez: en un vaso con leche de almendras licúa un plátano, dos cucharadas de avena cruda y unas cinco nueces. Bebe a media mañana.
  • Ensalada o jugo de remolacha y zanahoria: un jugo o ensalada muy sencilla de preparar que te aportará una gran cantidad de antioxidantes y nutrientes para tu sistema nervioso. Sólo tienes que usar un pedacito del tamaño de tu dedo pulgar de remolacha y unas dos o tres zanahorias en caso de ensalada. Ralla y adereza con aceite de oliva extravirgen y limón. SI es en jugo, usa las zanahorias necesarias para pasar por el extractor y luego muele en la licuadora el pedacito de remolacha o betabel.

Referencias

MIEDO, TENSIÓN E INSEGURIDAD

INICIA UNA CURA VERDADERA

GUIA INICIAL PARA CREAR TU VIDA, alienación de tu pensamiento

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
5 Comentarios
  1. 25 octubre 2018
  2. 20 octubre 2018
  3. 15 octubre 2018
  4. 15 octubre 2018
    • 15 octubre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies