Rechinar dientes (Bruxismo) y mandíbula tensa: cura a raíz

Muchas personas padecen bruxismo o rechinar de dientes. Para sanar una mandíbula tensa y dolorosa y combatir el rechinar de dientes, lo principal es que vayas a la raíz del problema, el cual puede ocurrir en todas las edades, desde niños hasta adultos, sobre todo en las noches, y puede ser una acción que se haga ya sea consciente o inconscientemente.

Bruxismo. Apretar las mandíbulas

¿Te duele la mandíbula? ¿Tienes problemas de dientes o encías por rechinar o apretar dientes? ¿Por las noches tienes tensión en la mandíbula? Lo más probable es que estés acumulando mucho estrés y que no te estés dando el tiempo para liberarlo y entender la raíz que lo provoca.

¿Cuál es la causa del bruxismo?

Los problemas dentales o de encías ligados a que se aprieta la mandíbula, tienen que ver principalmente por una fuerte acumulación de estrés debido a que la persona es ansiosa o insegura, pero sobre todo, a que la persona suele tener un temperamento iracundo, es decir, son personas irritables, que suelen estar enfadadas constantemente pero por otro lado reprimen esta ira o expresión.

¿Cómo relajar tu mandíbula?

Hay muchas formas que existen para relajar tu mandíbula y ayudarte a no rechinar los dientes:

  • Abrir y cerrar la boca suavemente varias veces al día ayudará a relajar tu mandíbula y liberara tensión acumulada.
  • Un masaje de todo el cuerpo también puede ayudarte a liberar tensión, en especial el masaje craneo facial.
  • Pasar un limón entero rodando sobre tus mejillas con suave presión, liberará el estrés acumulado.
  • Aprende a expresarte con libertad, pero sobre todo, comprende tu enojo y frustración.

¿Cómo entender el enojo reprimido y emociones que causan ansiedad?

Es muy importante, desde que somos niños, comprender el enojo y las emociones como el miedo y la ansiedad. De no ser así, podemos pasar la vida con fuertes tensiones y causarnos muchos problemas de salud, la cual esta estrechamente relacionada con el estrés.

En el caso de los niños, es muy importante que el padre aprenda antes acerca de lo que siente, de modo que pueda transmitir estos los niños con más facilidad.

El enojo reprimido es por lo general la emoción que provoca que la mandíbula se tense y que se rechinen los dientes, debido a que hay temores a expresar el enojo, la frustración e incluso el odio, y esto se frena en la mandíbula. Cuando esta tensión se repite frecuentemente, entonces hay un exceso de estrés en la tensión, que es liberado mediante el rechinar de dientes.

Para entender el enojo lo primero es saber que este no esta mal, que esta emoción es una gran mensajera de lo que debesmo de aprender a ver en nosotros mismos a través de los demás. Esperar mucho de los demás, o generarnos ideales en los demás que no se cumplen, puede generar mucho enojo y frustración, y si este se contiene por que se juzga como malo, o por temor, por ejemplo, al castigo o reprobación de los padres o de alguna otra persona, provocara una fuerte tensión mandibular.

Hay que aprender a liberar el enojo siempre en un lugar a solas, nunca con la persona que nos genera enojo, ya que al hablar enojados o frustrados solo generaremos mas enojo y frustración. Primero se debe liberar el enojo, y es muy saludable estar a solas y expresar verbalmente todo lo que sentimos y pensamos respecto a una situación. Hablarlo en voz alta, aunque nadie nos escuche, libera cantidad de energía. Yo recomiendo siempre a los adultos hacerlo en un lugar a solas poniendo imaginariamente a la persona con la que se siente uno enfadado delante de uno. Luego, se expresa todo lo que se siente.

En los niños, es muy sano jugar a que ellos dicen lo que sinceramente sienten con algún muñequito o dibujo. Por ejemplo. Decirles: “Imagina que este perrito es alguien que te enoja mucho mucho porque te critica… qué le dirías?” Recuerda que los niños pueden ser muy sensibles a discusiones en casa, a castigos severos, a la autoridad imponente, y a no poder expresarse con su propia autoridad en su entorno.

Liberar el enojo de forma verbal, y dejar fluir las palabras sin restricción, a solas, es algo en verdad curativo y el inicio para curar el bruxismo y la tensión o dolor mandibular.

Te dejo además estos videos para que te apoyes en la comprensión de las emociones y empieces a curar tu cuerpo de forma natural.

PARA LIBERAR Y COMPRENDER ENOJO…




Referencias

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

12 Comentarios
  1. 8 marzo 2019
    • 10 marzo 2019
      • 11 marzo 2019
      • 16 marzo 2019
      • 16 marzo 2019
    • 10 marzo 2019
  2. 4 marzo 2019
  3. 4 marzo 2019
    • 5 marzo 2019
  4. 1 marzo 2019
  5. 1 marzo 2019
  6. 1 marzo 2019

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies