LA PIEL: emociones que la enferman y cura profunda

La piel es nuestra envoltura viva, es una frontera que nos muestra nuestros más hondos y profundos sentimientos respecto a cómo es nuestra relación o contacto con el exterior. Dime cómo es tu piel y te diré cómo es la relación o contacto con tu mundo exterior.

¿Tienes la piel seca? ¿No te deja la comezón y los brotes? ¿Tu cara esta roja e irritada con frecuencia? ¿Tienes úlceras frecuentes o que no sanan? ¿Hay verrugas, costras o manchas sobre tu piel? Ve a tu interior y resuelve el conflicto.

PROBLEMAS QUE AFECTAN LA PIEL

Hay muchos problemas que pueden afectar nuestra envoltura de piel, como dermatitis, brotes, acné, piel seca, grasa, verrugas, úlceras, salpullido, comezón, ardor, inflamación, etc. A veces, con cosas sencillas como beber suficiente agua, dormir bien y relajarse con un masaje o meditación, la piel mejora notablemente. A veces, con una dieta deportiva y la activación de una buena circulación sanguínea es suficiente para que la piel empiece a sanar y recobrar su belleza.

Pero a veces, por más remedios, tratamientos, dietas e incluso medicamentos que hacemos y probamos, la piel no mejora e incluso a veces parece empeorar. Si este es tu caso entonces sin duda debes recurrir que a tu interior y ver cuál es el verdadero conflicto que provoca que tu piel se tense y genere todos esos síntomas, debilidades y enfermedades.

SÍNTOMAS y EMOCIONES RELACIONADAS

La piel, además de ser una frontera entre nuestro Yo interior y el exterior, también representa nuestra imagen o envoltura, es decir, en qué pensamientos nos envolvemos cuando nos relacionamos con los demás.

Basta describir la piel para describir la forma en cómo realmente nos sentimos con nuestras relaciones, ya sea con personas, situaciones o incluso también con el futuro o el pasado, pues aquí pudo haber o podría haber experiencias que también «nos toquen» y nos provoquen sentimientos ya sea de rechazo o aceptación.

SENTIMIENTOS DE RECHAZO Y LA PIEL

Cabe recalcar que los problemas de piel están muy estrechamente relacionados con los sentimientos de rechazo en el contacto con las personas o situaciones, si rechazo la forma en como «me toca» una persona o una situación, o cómo me quiere tocar (en este caso el futuro, si rechazo lo que viene, si me irrita tener que pensar en vivir ciertas cosas, etc.) mi piel lo revelaría. También el rechazo a tener que «tocar», sentirse obligado a tocar o acercarse a algo que no queremos o nos irrita, o nos provoca repulsión o asco (Problemas severos de piel).

También, la piel está muy relacionada con la separación o el acercamiento, ya sea que rechace fuertemente, me frustre, irrite o «arda» el alejarme o separarme de algo o alguien, o quizá el sólo hecho de suponerlo (Me irrita tener que pensar que tengo que separarme de ti. No lo soporto).

A continuación, una breve lista los síntomas o problemas de la piel y su relación con una emoción o actitud.

PIEL SUAVE: Si tienes la piel suave y sana, es que muy frecuentemente te envuelves en sinceros pensamientos de comprensión, eres amoroso y así mismo sientes tu ambiente. Tu contacto con los demás es disfrutable y suave.

PIEL SECA: te envuelves en pensamientos inflexibles, duros o poco amorosos y comprensivos respecto a los demás. Eres seco y poco amable o considerado con los demás, y contigo. «Tengo que ser duro y seco, si no, abusarán de mi», «Si comprendo fácilmente o soy amable, los demás no me respetarán»

PIEL CON COSTRAS DE CÉLULAS: Necedad de soltar el pasado: «Me aferro al pasado», «No quiero soltar viejas actitudes o ideas», «Me cuesta estar en el presente, no me gusta el contacto con el presente, prefiero el pasado»

PIEL CON COMEZÓN: «Me quiero quitar de encima esta situación, persona, o pensamiento (si es en la cabeza)». «Permito que los demás me molesten, me invadan o me influyan». Me siento vulnerable en mi entorno, que todo me afecta. También, la comezón esta relacionada con la impaciencia: «Estoy desesperado, ya me cansé de esperar», «No sucede lo que yo deseo. Estoy insatisfecho.»

PIEL CON VERRUGAS: Creencia en la fealdad, culpas, resentimientos guardados. «Me siento feo», «Tengo que tener contacto con cosas feas», «No merezco lo bueno o lo bonito». «Hay experiencias feas, repugnantes, que no puedo olvidar.»

PIEL ROJA POR IRRITACIÓN: cuando la piel se irrita o enrojece habla de que nuestro contacto con los demás es irritante, no soportable, según el grado de irritación, así será mi grado de irritación con una persona, situación o pensamiento, porque los pensamientos también «nos tocan» y pueden rebasar nuestros límites.

CURANDO LA PIEL DESDE SU CAUSA PROFUNDA o EMOCIONAL

Si deseas curar tu piel lo primero es ponerte en contacto con ella, así que cierra tus ojos, conéctate con esa parte de tu cuerpo, y escribe en una hoja los síntomas que ves en ella, describe cómo esta, como se siente tu piel. Y luego realiza la breve terapia del video adjunto para que puedas ir disolviendo la causa emocional que la tiene enferma.

TU PIEL ES TU MAESTRA

Tu piel y todo lo que consideras un problema, es un maestro en tu vida. Si comprendes lo que te quiere enseñar, esto se irá. Recuerda que para sanar cualquier problema de salud, lo más importante es que no rechaces lo que vives en este momento. El rechazo crea tensión, crea ansiedad, crea resistencia y genera que tu piel se estrese más y no sane. Acepta el momento que vives como una forma para crecer y volverte más poderoso.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

4 Comentarios
  1. 17 agosto 2019
  2. 16 agosto 2019
  3. 16 agosto 2019
    • 16 agosto 2019

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies