Alta Frecuencia: La Medicina o Resonancia más Poderosa para Sanar

¿Sabes qué es lo que realmente cura el cuerpo y provoca una sensación de libertad y placer, atrayendo todo eso que deseas y necesitas? Se llama Alta Frecuencia. Cuando tu cuerpo esta vibrando o resonando en Alta Frecuencia, te vuelves un imán poderoso de energía armónica para atraer todo lo que te hace crecer, comprender y te lleva realizar lo que deseas.  Y seguramente tu mente estaba resonando en Alta Frecuencia cuando encontraste este articulo.

(Alta Frecuencia es un término que usaremos en este texto para definir esa especial energía que provoca salud, bienestar y atrae todas esos cosas que deseamos y necesitamos)

Alta frecuencia. Medicina vibracional

La Alta Frecuencia es una forma de resonancia de la energía en el cuerpo o la vida, y es un secreto de los más antiguos y poderosos, los yoguis lo sabían hace miles de años y culturas como la maya, la hindú, la tibetana, etc., ya lo practicaban, sabían que para sanar el cuerpo las plantas, los animales, etc., y tener una presencia de poder,  había que tener cierta vibración emitida por mente, la cual resonaba en la vida y el cuerpo.

Si vibraras en Alta Frecuencia podrías sanar tu cuerpo casi al instante, y con un toque podrías sanar a los demás. ¿Quieres un probadita de cómo poner tu cuerpo en Alta Frecuencia?

¿Qué es la Alta Frecuencia?

La frecuencia con la que vibra “algo” se refiere a la velocidad con que una onda de energía sucede. El hertz (o hercio en castellano) se usa como elemento de medición para las frecuencias. Cuando algo vibra en alta frecuencia se puede decir que la onda esta a una muy alta velocidad.

La alta frecuencia es un término que han usado en algunos textos de desarrollo personal o medicina natural para definir cuando el cuerpo esta vibrando “alto”, lo cual se refiere a que el cuerpo o la persona tienen muy buena actitud, disposición, carisma, energía, inteligencia emocional, etc.,  y cuyo cuerpo, funciona estupendo y esta dotado de gran vitalidad, ánimo y salud. Y todo esto se refleja en su vida.

Cuerpo humano y energía

El cuerpo humano es muy sensible a las vibraciones o energía en su entorno y las que emite desde sus pensamientos y actitudes. La vibración normal de un cuerpo humano oscila entre los 6 y 8 hertz en términos generales, que es realmente una vibración muy baja. 

Sin embargo, las frecuencias en el cuerpo suelen variar según la zona. Por ejemplo, el abdomen vibra por lo general a 3 hertz, la pelvis a 5 hertz, la zona del corazón y los hombre suelen tener frecuencias más altas llegando a veces hasta los 20 hertz, y los ojos y la cabeza pueden llegar a vibrar hasta 35 hertz. Pero estos son sólo datos que pueden variar y hasta ser algo controversiales.

Lo cierto es que nosotros podemos hacer que resuene nuestro cuerpo con cierta energía no sólo mediante todo lo que vibra en nuestro entorno, sino sobre todo a través de las actitudes o tipos de pensamiento que emitimos. Y esto es, sin duda,  algo real y comprobable, algo que incluso nosotros y cualquier persona puede sentir y experimentar como, cuando por ejemplo, escuchamos música de alta frecuencia o estamos en armonía y en paz con lo que somos.

Los hertz o frecuencias en el cuerpo afectan su funcionamiento

Todo nuestro cuerpo es pura energía, las vibraciones o resonancias de energía afectan todo nuestro cuerpo y pueden, ya sea nuestra resonancia alta o baja, activar o debilitar el sistema nervioso, la regeneración celular, la actividad pulmonar, renal, hepática, estomacal, etc., así como generar cambios fisiológicos y hormonales drásticos, al grado de verse afectada desde la concentración, el humor, el control o dominio emocional, etc., hasta provocar problemas de visión, de piel, de órganos y sistemas o tejidos y llegar hasta entorpecer y limitar sus funciones al grado de suprimirlas o desorganizarlas, como en el caso del cáncer, lupus, tumores y otras enfermedades severas.

Altas Frecuencias externas e internas: ¿Cuáles son las poderosas?

Muchas frecuencias externas, que provienen de fuera, pueden afectar ya sea positiva o negativamente nuestro cuerpo. Las frecuencias celulares, por ejemplo, pueden afectar al cuerpo de formas no benéficas. Pero por otro lado hay ondas de muy elevada frecuencia en los tonos agudos de la música que pueden vibrar hasta más de 16,000 hertz, y estas son muy benéficas para aumentar la frecuencia en el cuerpo y estimular la concentración, la alegría, la paz, etc. 

Sin embargo, no importa mucho realmente a qué música estemos expuestos o si pasamos mucho tiempo con el celular, computadora o a ambientes “negativos”. Si tenemos una Alta Frecuencia, es decir, una mente flexible y ágil para auto dominarnos y poder procesar situaciones difíciles o hasta “negativas”, podremos sin duda amortiguar y dominar, a medida que nuestra mente este capacitada, las ondas o vibraciones externas, sean cuales sean y vengan de quien vengan.

¿Cómo es que nosotros podemos ponernos en Alta Frecuencia y dominar resonancias externas?

Para dominar las frecuencias externas, sean “negativas o positivas” lo que primordialmente se necesita es aprender a dominar las frecuencias internas provocadas por nuestras emociones, actitudes y formas de ver la vida. Si no puedes dominar, por ejemplo, tus pensamientos, tus emociones o tus actitudes, entonces, serás más propenso a “absorber” energías del entorno y de todo tipo. Con absorber se quiere decir que serás muy susceptible y sensible a dejarte manipular, influenciar o dejarte llevar por otras actitudes y formas de ver o pensar.

Por lo general, nosotros sólo podemos atraer y procesar energía semejante a nosotros. Y esto equivale a decir que lo que tu ves o sientes en una persona, es muy probable que lo que estas sintiendo sea tu propia energía.

Esto es una ley de resonancia. Nos “resuena” lo que es semejante.

Por ejemplo, Quizá algunas veces hayas dicho “Esa persona tiene energía negativa”. Pues bien. Quizá lo único que estas recibiendo o captando es tu propia energía. ¿Por qué? Porque quizá esa persona tiene actitudes o “algo” semejante a ti que en algún sentido tu no logras ver, así que lo proyectas en otra persona.

Y si tu dices:”Esa persona me pega sus malas vibras”, lo único que estas diciendo es que la mente de esa persona es más poderosa que tu mente, por lo tanto te afecta y domina, y quieres alejarte, porque te sientes dominado.

Realmente ninguna mente puede influenciarnos o dominarnos, ni tendría ninguna situación porque volvernos seres reactivos, enfadados ni temerosos. Si observas, muchas veces tu crees que estas vibrando “alto”, pero de repente viene algo o alguien y empiezas a pelear, discutir, te desesperas, pierdes el control, es decir, “resuenas” con esa respuesta.  Bueno. Todo esto significa que aún no tienes dominadas tus reacciones ni tus emociones o tu energía, y comprender y dominar la mente y las emociones es el primer paso para aumentar tu resonancia y mantenerte bajo dominio y poder, en Alta Frecuencia.

Realmente nadie nos puede “pegar” o afectar con sus vibras o energías cuando nuestra mente no esta vibrando en ese nivel de frecuencia. De hecho, ni siquiera tendrías que lidiar con personas con las que no tengas semejanza, y si así fuera, no te afectaría.

Es prácticamente imposible, por ley de atracción y semejanza, que estes rodeado de cierta energía, o de energía “negativa”, cuando tu eres otra cosa. Tu energía equivale a lo que te rodea. Y, sobre todo, lo que más te resuena, choca, conmueve o te hace “vibrar”, es lo que más tienes o eres tu.

Aumentando tu Alta Frecuencia

Para aumentar o elevar tu Alta Frecuencia, y empezar a dominar la energía del entorno, y ver como tu cuerpo empieza a sanar, y empiezas a sentirte más seguro, con confianza y poder, es muy importante que empieces por dominar tus actitudes y tu cuerpo emocional. Tenemos muchas actitudes y pensamientos que generan emociones y situaciones de muy Baja Frecuencia. Así que te sugiero leas muy despacio lo que viene a continuación y te observes muy objetivamente en donde puedes estar bajando tu frecuencia.

Miedo, enojo, dolor y depresión: ¿ Por qué son Bajas Frecuencias?

Una Baja Frecuencia la entenderemos en este texto como una resonancia que nos provoca reacciones como el enojo, la depresión, el miedo, las preocupaciones, culpa, etc.,  que son actitudes y formas de reacción que nos estancan y provocan una sensación de rechazo y limitación. Si estas enfermo de algo, sin duda en tu cuerpo está en Baja Frecuencia, es decir, resonando con limitación.

Pero, ¿Por qué son de Baja Frecuencia estas actitudes y emociones?

Por que si observas, en estas formas de reaccionar o ser siempre hay un estado de dependencia. La dependencia es creer que necesitas de algo o alguien más para realizarte, ser feliz o lograr lo que deseas.  La dependencia es muy limitante porque es una negación y  no reconocimiento a tu fuerza y poder, a tu propia inteligencia creativa, a tu capacidad de ser tu y darte lo que deseas. Dependemos de muchas cosas para estar bien, para sentirnos en paz, para alinearnos con lo esencial, vivir en dependencia estanca nuestro crecimiento, porque crecer significa descubrir y desarrollar tu poder, y lograr la independencia ya sea afectiva, económica, de salud, etc. Si  le otorgas el poder a los o lo demás, entonces, tu no eres el poderoso, sino todo lo demás.

Encontrar y descubrir tu poder para sanarte, para crear tu abundancia y entender el poder que tiene el amor, es un proceso individual.

Actitudes y pensamientos de dependencia son de Baja Frecuencia

  • Dependo de que me digan, hagan o sean para yo estar bien, entonces, me enfado o desilusiono con frecuencia. 
  • Dependo de algo “externo”, ya sean medicinas, doctores, opiniones, etc., para sentirme bien, seguro, amado, etc., por lo tanto, si esa fuente externa no esta o se va, entonces caigo en depresión, dolor o apego y confusión. 
  • No me comprenden, entienden, quieren aceptan, etc., por lo tanto, me siento constantemente insatisfecho o mal conmigo mismo y con los demás.  
  • La vida es injusta, las personas no me consideran, no me dan, no me respetan, etc., por lo tanto, siento que no soy valioso ni importante ni algo que valga la pena.
  • No tengo talento, soy poco hábil, estoy constantemente en crisis existencial, por lo tanto, no tengo sentido, pierdo rumbo fácilmente y no me gusta ni disfruto lo que soy. Y eso justamente atraigo y resuena en mi vida. 
  • Lo hago mal, no soy suficientemente…, no podré, cómo pude… , por lo tanto, me lleno de culpa, una de las frecuencias más bajas porque es un auto castigo, un fuerte rechazo a tu persona. 

Resuena tu energía en Alta Frecuencia y sana tu cuerpo y vida

Una vez que observes muy bien que tipo de actitudes tienes y que tipo de pensamientos pasan diariamente y a cada momento por tu cabeza, te darás cuenta que la mayor parte de ellos son de baja frecuencia, es decir, por lo general estas preocupado, o diciéndote algo no amoroso, o estas criticando algo, o pensando en deudas, problemas o cosas sin sentido. Pues bien. Ahora lo que sigue es cambiar la forma en cómo observas la vida, pero sobre todo, necesitas cambiar la forma en como piensas respecto a ti mismo y cómo te percibes.

Cambia la forma de verte y cambiará tu realidad

Para esto, te sugiero que empieces generando una imagen de ti, dibújate a ti mismo y observa esa imagen sin critica, sin juicio, acepta la persona que eres. Cuando logres hacer esto, aceptarte y quererte con virtudes y debilidades, escribe entonces de un lado de tu dibujo tus virtudes, y del otro dibuja alrededor signos que te representen las cosas que deseas cambiar o transformar en ti. Por ejemplo. No pongas “soy inseguro”, sino elabora un signo que te represente seguridad. No pongas “No tengo talento”, sino elabora un símbolo que  te representen esto. No pongas “Nadie me quiere, acepta, considera”, sino elabora símbolos como los corazones y ponlos al rededor de ti, lo cual significa que eres una persona rodeada de amor y aceptación.

Haz esta tarjeta colorida y vistosa y cuando la termines observadla cada día, quiere esa imagen de ti, aceptarte con las circunstancias actuales y luego, lo que sigue…

Lo que sigue: genera actitudes de Alta Frecuencia en ti

Si realmente deseas atraer lo que has dibujado, necesitas generarlo en ti primero. recuerda que, por ley de atracción, atraes sólo aquello que siente mereces y es semejante a ti. Así que, si deseas atraer amor, necesitas aprender a ser amoroso contigo. Si deseas que te escuchen entiendan comprendan, debes empezar por ti: escúchate más a menudo, pregúntate qué cosas realmente quieres y no quieres, y qué es lo que deseas realmente hacer crecer en tu vida.

Practica en tu vida diaria

Lo más complejo es salir y transmitir una Alta Frecuencia en un entorno difícil o “negativo”. Pero recuerda que, por ley de atracción,  tu entorno es semejante a ti, y es muy probable que eso que criticas, juzgas o consideras “malo” o negativo, te este reflejando “algo”, ya sea una actitud, una forma de ver, una forma de pensar la cual sin duda tienes que aprender a comprender y transformar mediante un proceso de consciencia.

Así que cuando detectes un ambiente que no te gusta y te incomoda, relájate, no juzgues tan rápido, observa. Entrar con una actitud diferente, de aprendizaje, en lugar de rechazo, y dite cosas como “A partir de este momento, todos los que contacte hoy serán mis maestros, observaré con cuidado lo que más critico y me disgusta y comprenderé que tengo algo que aprender de eso o de ellos. Así que ahora tengo claro que…

  • Cuando discuto con alguien, con quien realmente discuto es conmigo.
  • Cuando le grito a alguien, a mi es a quien grito.
  • Cuando quiero arreglar algo con alguien, lo estoy arreglando conmigo.
  • Si me desespero con alguien, es que no he comprendido lo que es la paciencia.
  • Si me sacan de control, es que yo no me se controlar ni dominar.
  • Si juzgo o critico… ¿A quien estoy criticando y juzgando realmente?

Amor: La Frecuencia más Alta

Recuerda que no importa lo que hagas o digas, bajo términos de resonancia y ley de atracción, sólo te lo puedes hacer a ti mismo. Si tu piensas mal de alguien, eso recae sobre ti. Si engañas a alguien si eres insincero, implacable o desconsiderado, esa acción renacerá sobre ti. Y es aquí donde inicia el amor sin duda, cuando empezamos a ver a todos como una extensión de nosotros, y no sólo como algo separado. Y esta debería ser una ley básica para empezar a auto dominarnos.

Así que no esperes más. Ve y practica todo esto cada día, obsérvate y actúa siempre cómo si tu fueras la persona o personas con la que convives, y ya verás como empiezas a descubrir un poder realmente asombroso de muy Alta Frecuencia.

(Sesiones de apoyo por video llamada y Skype)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
14 Comentarios
  1. 9 octubre 2018
    • 12 octubre 2018
  2. 7 octubre 2018
  3. 6 octubre 2018
  4. 5 octubre 2018
    • 6 octubre 2018
  5. 5 octubre 2018
  6. 5 octubre 2018
    • 8 octubre 2018
      • 10 octubre 2018
  7. 5 octubre 2018
    • 5 octubre 2018
  8. 4 octubre 2018
    • 8 octubre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies