Adiós antidepresivos: 5 formas poderosas para tratar la depresión

La depresión es un gran camino a tu poder. No corras más a comprar antidepresivos. Si crees que la única forma de combatir la depresión es con medicamentos y sedantes, es que quizá no has probado nuevas formas de empezar a entender lo que realmente te sucede. Puedes combatir la depresión y resolver este problema de una forma no sólo natural sino muy poderosa.

Dejar de tomar antidepresivos
Dejar de tomar antidepresivos

¿Sabías que la depresión es muy fácil de combatir si realmente tienes las ganas de conocer tu mente y entrenarla? ¿Sabías que lo que sientes sólo es un estado bioquímico en tu cabeza que puede ser modificado con actitud, paciencia y conocimiento?

¿Qué es la depresión?

La depresión se define como un estado anímico o una actitud donde la persona se siente decaída, con bajo ánimo y energía, sin esperanzas, melancólico y con una sensación de vacío o sin sentido, no hay ganas en la persona de hacer «nada» ni en el presente ni para el futuro. Es probable que estas personas tengan pensamientos caóticos o de muerte o suicidio.

¿Por qué sucede la depresión?

La depresión no es lo mismo que la tristeza. La tristeza, se puede decir es algo normal y hasta natural, sucede en casos de pérdida o cuando las cosas no funcionan como esperamos, cuando hay decepciones, etc.

La tristeza se puede decir es algo pasajero, un sentimiento transitorio para acomodar las experiencias y seguir con las nuevas, pero cuando la tristeza permanece, y no sabemos cómo entender y trascender lo que nos duele, lo que perdemos y nos decepciona, es cuando el cerebro empieza a acostumbrarse a vivir sin ciertas endocrinas u hormonas de la felicidad, lo cual puede generar que, con el tiempo, uno tenga la costumbre o hasta se vuelva adicto a ciertos sentimientos depresivos, como la nostalgia, el vacío interior, el dolor emocional, el victimismo, etc.

Y es entonces que tenemos la depresión, que es cuando sentimos no podemos parar sentimientos dolorosos o decaídos.

¿Por qué no se va la depresión?

La depresión no sucede de un día para el otro, es consecuencia de muchos años o tiempo de estar sintiendo injusticia, decepción, tristeza, enojo u otras emociones que más bien nos hacen sentir impotentes, y las cuales no hemos comprendido y transformado en algo que nos nutra espiritualmente.

Al mantener este tipo de emociones o actitudes constantemente, y hacerlas predominantes en nuestra vida, el cerebro se empieza a acostumbrar a vivir con bajo nivel de ánimo o, en otras palabras, de hormonas de gozo y paz, lo cual empieza a generar una bioquímica en el cerebro a la cual la persona se empieza a acostumbrar.

Adicción: Un «trago» de depresión a cada rato

Una adicción se genera justo cuando no puedes dejar de hacer algo. SI no puedes dejar de sentir dolor, vacío, ansiedad, nostalgia, etc., es porque tu cabeza ya ha generado una adicción a estos estados bioquímicos o emocionales y esto, se puede decir, es una de las adicciones más difíciles de quitar: la adicción «a sentirnos mal», a sentirnos víctimas de alguien o algo, de sentirnos rechazados, mal queridos, vacíos, incomprendidos, etc..

Es cómo si nuestra mente tuviese la necesidad de sentir el rechazo, el dolor, la nostalgia, etc., Y entonces, es como si a cada rato el cerebro, en su adicción, solicitara «un trago» de esta bioquímica a la que está acostumbrado, por lo que generamos o atraemos allá afuera situaciones que nos hacen sentir justamente así, rechazados, con dolor emocional, vacíos, tristes, impotentes, etc.

El inicio de una verdadera cura de la depresión, para dejar los antidepresivos

Para iniciar una cura verdadera con la depresión, es muy importante considerar que quitar la depresión es lo mismo, o hasta más difícil, que quitar una adicción al cigarro o hasta a alguna droga fuerte, pues el cerebro se ha acostumbrado a cierta dosis bioquímica para vivir.

Si en verdad deseas quitarte la depresión, considera que TÚ no eres la depresión. Esta es sólo un estado bioquímico en tu cabeza, que a cada momento te pedirá un «trago» de dolor, de tristeza o nostalgia, de rechazo o vacío. Así que tu eres algo más grande que lo que sientes. Mucha gente cree que es lo que siente, pero no es así. Lo que sientes es consecuencia de una forma de pensar.

Paso 1: esfuérzate y haz ejercicio, una hora al día mínimo

Aunque no sientas nada de ganas, y estes con el ánimo por los suelos, esfuérzate y sal a correr o trotar una hora cada día. Házte el hábito, por más que te sientas muy mal, sal y no pares hasta que haya pasado una hora, si nunca haz corrido, corre despacio, y respira hondo mientras corres, tratando de pensar en cosas que te agraden.

Escoge un lugar lindo, como un parque o bosque o la playa, lo que sea que te conecte con la naturaleza, que es sabia y la mejor medicina para todo. El ejercicio, bien es sabido, activa endorfinas y empieza a generar un sentimiento de paz, salud y muy liberador.

Paso 2: Toma un jugo lleno de energía y enzimas

Antes de salir a correr, ya sea en la noche o mañana, toma un jugo de naranja con nopal crudo, jengibre fresco, una cucharada de avena y 6 o 7 almendras. Este jugo empezara a reforzar tu sistema nervioso y te empezara a nutrir en todo sentido.

Paso 3: Imagina un nuevo Yo

Si quieres curar la depresión, apunta ahora mismo que todo lo que piensas es lo que genera lo que sientes. Tendrás que tener ahora mucha actitud y mucha fuerza mental para empezar a enfocarte en pensamientos que realmente deseas en tu vida, lo cual quizá te cueste porque ni siquiera estarás motivado para pensar en el futuro o hacer nada.

Si sientes has perdido la esperanza, si sientes has perdido muchas cosas que te ponen muy mal, si piensas que la vida es difícil y más bien ya no te gustaría estar aquí, es porque sin duda la bioquímica en tu cabeza esta ganando la batalla. No le permitas esto. Se fuerte y alzan a lo que quieres.

Por más deprimentes que sean tus sentimientos o tus circunstancias de vida, recuerda que todo esta en constante transformación, y todo sigue la línea de tu pensamiento y actitud. Sólo necesitas empezar. Todo lo demás va llegando poco a poco si persistes.

Empieza, aunque no estes motivado, por dibujarte en un papel, dibújate y pon símbolos de cómo te gustaría sentirte, empieza por empezar a imaginar, que no perderás nada, y empezaras a ganar todo, porque en la imaginación se empieza a construir todo.

Esfuérzate por imaginarte como te gustaría verte en ese dibujo, imagina que sería si fueras feliz, si te sintieras completo, si fuese libre del dolor y tuvieses poder para crear lo que quieras. Sólo imagina.

Eso lo puede hacer cualquier persona aunque tenga depresión o ansiedad. Imaginar empezara un proceso consciente para curar la depresión.

Paso 4: Lee acerca de tu poder y cambia ala forma en cómo ves las cosas

A veces, pensamos que los problemas que tenemos o las emociones que sentimos están ahí por que hacemos culpables o responsables a otras personas. Decimos: «¿Por qué me dejaste?» «Por tu culpa…» «No me merecía esto» «La vida es injusta» «¿Por que yo?» «Tu me causaste daño, dolor, decepción, etc»

Mientras hagas responsable a alguien de tu felicidad, mientras sigas encontrando culpables a lo que sientes, entonces tu poder lo tienen los demás. Recupéralo. No permitas más que los demás roben tu paz, tu alegría y poder. Y tampoco te robes tu tu alegría ni poder al pensar que tu no eres suficiente o no vales por lo que eres., o sientas que eres inmerecido, o sientas que no tienes lo necesario para poder crearte una vida grandiosa.

Tienes el poder en ti para hacerlo, sólo necesitas entrenar tu mente y entender tus emociones, saber que lo único que te impide avanzar es la incapacidad de sentir que no puedes hacerlo solo, que no tienes el poder o la habilidad, que no puedes.

Paso 5: Adiós medicamentos y antidepresivos

Muchos médicos descartan la idea de que la depresión se puede curar por medios naturales, lo cual hace que receten cantidad de antidepresivos o medicinas para mantener a la persona hasta cierto punto tranquila, animada o anulada de lo que siente. Sin embargo, esta no es la curación, sino que esto solo tapa el sol con un dedo, ya que la depresión o bioquímica seguirá avanzando en tu cerebro, y cada vez necesitarás más dosis y más medicamento o antidepresivos, hasta que llegue a un punto donde no te funcionen y no encuentres como tranquilizarte o sentirte animado.

Si acostumbras a tu cerebro a recibir lo que el mismo debería de producir, tu cerebro se volverá flojo y cada vez necesitara más cosas de afuera. Aprende a producir tu propia medicina o bienestar generando estados mentales de alegría y paz, y con esto, basta que te enfoques al principio en cosas que quieras, que te enfoques al punto de sentirlas, y cuando logres sentir lo que estas pensando, estás en verdad dejando atrás no sólo medicinas, sino una vida de tristeza e impotencia, de dolor y vacío, porque sabrás que estás completo al poder lograr sentir lo que tu eliges sentir, y no lo que tu mente te obliga o somete a sentir y ser.

Por otro lado, no dejes que te intimide la idea de que la depresión es incurable, que es genética y no tiene remedio. Esto no es así.

Mientras puedas pensar e imaginar, puedes elaborar en tu gran farmacia llamada cerebro, la medicina que sea para no sólo quitarte la depresión, sino para curar tu cuerpo.

Paciencia y participación es la clave

Haz esto cada día, no lo dejes de hacer durante al menos un mes, se persistente, las cosas grandiosas se logran poco a poco.

No dejes que tu pensamiento te desanime, no dejes que tu estado anímico te lleve o arrastre a donde quiere, se fuerte y levántate, avanza y entrena tu mente, y poco a poco empezaras a ver la maravilla que tienes dentro de ti, y nunca te volverás a sentir vacío ni sólo, ni necesitarás de mucho para ser realmente feliz. Y así la depresión desaparecerá y podrás dejar de tomar los antidepresivos.

Referencias

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies