Rejuvenecer y curar Piel: mascarilla con un ingrediente secreto especial

La piel nos refleja, puede lucir fresca, tersa y en verdad saludable en cualquier tiempo y edad si le das lo que necesita y quitas lo que la esta esta deteriorando.Rejuvenecer y curar Piel: mascarilla

Mantener la piel fresca y rejuvenecida, firme y lozana, es la condición natural del cuerpo. La salud refleja que hay armonía y un buen flujo tanto de nutrientes y oxígeno, como de eliminación de toxinas de la sangre, la cual, si está llena de tóxicos, se vuelve ácida y quien primero lo ha de resentir y evidenciar es la piel.

A veces no se comprende por qué, por más que se hace, y se invierte en costosos productos, la piel luce flácida, arrugada o seca. Y si observamos, parece incoherente que, si la piel se repara y regenera día a día, esta tenga que estar enferma.

¿Qué sucede exactamente con la piel enferma u opaca?

Verás. Realmente no necesitas tanta cosa. Un secreto para una piel hermosa y sana está realmente en que, primero, dejes de estresarte por tu piel. Una exagerada preocupación por la piel provoca lo que se conoce como un síntoma reprogramante. ¿Sabes qué es eso? Es simplemente que hay un síntoma que vuelve a reprogramar una condición. Por ejemplo: como la piel está relacionada con nuestro aspecto físico, una vez que sientes no luces bien, o que esta enfermando y todo mundo lo nota, no se puede evitar el que el cuerpo reaccione rechazando la apariencia. Y este estrés, aunque no lo notes, genera una reacción poco favorable que va justo a tu piel, a la zona enferma o que luce débil o arrugada.

Cuando hay este estrés de rechazo, entonces, el poro se cierra porque se tensa, los nutrientes no llegan a absorberse ni el oxígeno, los tóxicos se quedan atrapados así como la grasita, porque el poro esta bajo estrés y esta de alguna forma bloqueado, porque los poros de la piel son muy sensibles a tu estado de ánimo. Y esto se agrava en verdad cuando te enfadas contigo, cuando sientes un desagrado muy consciente por como luces, o cuando imaginas como te ves y esa imagen de ti la desapruebas.

Hay una ley metafísica que afirma: si tu atiendes algo, esto crecerá.

¿Por qué? Porque el poder de la atención es lo que da energía a que algo crezca. Así que, si deseas que crezca digamos, una piel sana y rejuvenecida, y que tu piel se cure incuso de forma milagrosa, necesitas empezar por un ingrediente secreto: querer tu piel así como esta. Muchos pensaran que eso es absurdo y que no tiene nada que ver, pero es que no han probado cuanta fuerza en el cuerpo tiene el que uno se quiera, el que no des importancia a lo que pensaran los demás, y el que no tengas tanto pendiente por el aspecto físico. El rechazo y la desaprobación a uno mismo, genera cierta química en el cuerpo que se convierte rápidamente en toxina, cierra poros y acidifica la sangre. Todo esto se refleja en la piel.

Ahora bien. Es difícil querer algo que no luce como queremos, o cuando hace cosas que nos desagradan. Pero si tu piel no luce como deseas y hace cosas “feas”, tu puedes enseñarle, con tu actitud, que te aceptas y que estas a gusto con lo que estas aprendiendo de tu piel. Recuerda siempre algo: una de las funciones de la piel es el contacto: si mantienes un buen contacto contigo y con los demás, entonces tu piel no se estresara. El secreto más profunda para curar la piel es relajarte, aceptarte y darle a tu piel no sólo jugos curativos y elaborados con vegetales frescos ricos en enzimas rejuvenecedoras, como el apio, el jengibre, la cebolla y la alfalfa o el aloe,  sino en hacer una mascarilla nutritiva y restauradora de nuevas celulas como se menciona a continuación:

Mascarilla curativa y regenerativa con un ingrediente secreto

PASO UNO:

Esta mascarilla inicia y funciona de forma muy diferente a todas las demás, consiguiendo curar tu piel. Necesitas limpiar tu cara o la parte de tu piel a sanar, ya sean las piernas, brazos, abdomen, etc., con agua mineral. Si tu piel tiene alguna herida o ulcera, o un hongo, en este caso, agrega un poco de cloruro de magnesio o plata coloidal, y luego, pasa al siguiente paso.

PASO DOS:

Luego, ve tu rostro en el espejo, o ve la parte a sanar. Cuando te veas al espejo o mires la zona afectada, dite que te aprecias mucho, y que ahora estas aprendiendo a quererte mucho más y a darte lo que sientes te falta, ya sea aprecio, admiración, etc. Luego, cierra tus ojos y pon tus manos encima de tu piel. Trata de sentir tu aprecio y dile a los poros de tu piel que se relajen. Luego, da golpesitos suaves encima con la yema de tus dedos, para fomentar la circulación de nutrientes y ayudar al poro a relajarse. Si hay herida u hongo, solo da golpecitos alrededor, suaves, para ayudar a drenar toxinas y estimular la reparacion celular. Si deseas reafirmar piel flácida en abdomen o rostro, da golpesitos suaves con los nudillos de los dedos.

PASO TRES

Mientras das golpecitos, imagina que tu sangre circula con alegría hacia la parte de tu piel que deseas sanar, incluso puedes ponerle a tu sangre un color luminoso que te agrade mucho, y visualiza que va hacia tu piel, y esta lo absorbe de forma agradable. Y visualiza la zona como te gustaria verla: sana, firme, joven, etc.,

PASO CUATRO

Ahora bien. Prepara una mezcla de arcilla verde con un poco de te verde. Prepara la cantidad según la zona que desees sanar o rejuvenecer. Debe quedar como una masa suave, sin que se desbarate. Ponla encima de una gasa o tela o manta porosa, que se pueda detener la arcilla pero que no se caiga. Y entonces, haz una almohadilla de arcilla con te verde, y ponla sobre la piel del rsotro. Déjala ahí según lo que tengas:

En piel ulcerada o con herida: aplica la compresa encima solo con la gasa, y déjala unos 20min. En piel con hongos, aplica encima del hongo y deja ahí la arcilla media hora.

En hongos también es recomendable usar la arcilla sin gasa y dejarla ahí hasta que se seque. Y no lavar. La arcilla secara el hongo.

En piel seca: aplica la arcilla 5 minutos una vez por semana, y luego frota un poco en la piel mientras te bañas para liberar células muertas y fomentar la reparación celular. Luego, unta crema de sábila con unas gotas de aceite de oliva. Y come un aguacate a día.

En piel grasa: aplica tres o cuatro veces por semana, y deja sobre todo en las partes grasosas. AL terminar, unta un poco de crema de manzana.

En piel arrugada o flácida: frota la arcilla dos veces por semana siempre después de haber dado los golpesitos con la yema de los dedos al menos por 10 mnutos

En todo caso, recuerda siempre tres cosas: bebe dos litros de agua al día, que es estupenda para mantener piel y cuerpo muy bien hidratados y una movilización de toxinas adecuada. Incluye un jugo de vegetales frescos al día, e incluye con frecuencia zanahoria, aloe, alfalfa y apio. Evita endulzar y bebe al momento. Y, por último, relájate con alguna meditación cada noche y pon tu atención en cosas que te hagan sentir muy bien. Veras que si aplicas esto, y eres paciente, tu piel muy pronto se recuperara y se verá en verdad grandiosa.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,33 de máximo 5)
Loading...
26 Comentarios
  1. 15 septiembre 2016
    • 15 septiembre 2016
      • 17 septiembre 2016
      • 19 septiembre 2016
  2. 5 septiembre 2016
    • 8 septiembre 2016
      • 8 septiembre 2016
      • 8 septiembre 2016
  3. 4 agosto 2016
    • 4 agosto 2016
      • 5 agosto 2016
      • 5 agosto 2016
  4. 30 marzo 2016
    • 31 marzo 2016
  5. 28 marzo 2016
    • 29 marzo 2016
  6. 14 mayo 2015
    • 15 mayo 2015
  7. 6 marzo 2015
    • 6 marzo 2015
    • 26 agosto 2015
  8. 12 febrero 2015
  9. 10 febrero 2015
  10. 8 febrero 2015
  11. 5 febrero 2015
  12. 5 febrero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR