Páncreas débil o enfermo: Jugo Curativo y cura secreta que no sabías

¿Pancreatitis? ¿Cáncer de páncreas? ¿Traumatismo en el páncreas? ¿Diabetes? ¿Cuidarlo y mantenerlo sano? No importa cuál sea la afección o si deseas prevenir alguna afección. El páncreas es una glándula ubicada del lado izquierdo del cuerpo (detrás del estómago), y cuya función es producir ciertos líquidos (jugos pancreáticos) para ayudar a la digestión de los alimentos, así como insulina, hormona que regula el almacenamiento de los nutrientes digeridos se almacenan en el organismo.

Páncreas: Jugo Curativo y cura secreta que no sabíasPara sanar el páncreas y ayudarlo a mantenerse sano, considera estas recomendaciones especiales que sin duda te ayudaran a sentirte mejor y a recuperar la salud del páncreas. Se recomienda moderar el consumo de la proteína animal, sobre todo evitar las carnes rojas y los embutidos, así como la leche de vaca y los quesos muy salados o fermentados, sobre todo cuando se trata de desinflamar o desintoxicar el páncreas o ayudar a alguna cicatrización. Se debe apoyar al cuerpo con una dieta donde predominen los vegetales al vapor, jugo de papaya con chía en la mañana, te de limón en ayunas, con unas gotas de clorofila liquida, caldos con arroz integral, tres ciruelas pasas al día y jugos de vegetales frescos como el que a continuación se menciona.

JUGO PARA CURAR PANCREAS

Necesitas:

  • Un vaso de jugo de zanahoria recién hecho
  • Un pedazo de col, bien desinfectada
  • Una ramita de apio
  • 1 cda de plata coloidal (opcional)

Licua todo y bebe de inmediato, sin colar.

NOTA: evita el azúcar refinada, no endulces jugos ni tes ni tomes bebidas azucaradas o enlatadas, procura comer lo más crudo y natural posible, y busca productos de preferencia orgánicos que tienen propiedades más acentuadas y menos químicos o tóxicos.

Cura especial para el páncreas

El páncreas está relacionado con procesos interiores profundos de digestión y almacenamiento de nutrientes. Es un órgano, por lo tanto, sensible al estrés que se genera en la forma y actitudes que tenemos para ver y resolver ciertos aspectos de nuestra vida, y que tienen que ver con ese factor “nutritivo” que la vida nos quiere mostrar.

Si consideramos, por ejemplo, el estrés cuando sufrimos alguna experiencia fuerte que no podemos “asimilar”, o de la cual sentimos no podemos extraer su “lado nutritivo”, o no sabemos como “almacenar” en nuestra vida, es decir, sacar el aprendizaje de la experiencia, entonces el cuerpo almacenara este estrés, esta experiencia, en nuestro páncreas, porque es el órgano a fin a este sentimiento.

El páncreas se resiente y puede llegar a inflamarse y a sufrir pancreatitis, por ejemplo, si tenemos una experiencia en nuestra vida que nos este costando digerir o entender, sobre todo puede ser algo que nos haya hecho enfadar, irritar, o quizá un enojo que no quisimos reconocer o aceptar. Un cáncer, un quiste, etc., por otro lado, habla de algo “grande”, de una experiencia en verdad fuerte que aun no podemos comprender o nos cuesta extraer su lado nutritivo.

En el caso de la diabetes, lo que se puede estar sintiendo es una preocupación constante por alguien o algo, a lo que deseamos llevarle alegría, paz o gozo. En algnos casos son personas que se “comen” los problemas de los demás,  o se enojan o deprimen pero no lo muestran y dan la imagen de que “todo esta bien”, pero en el fondo hay soledad, falta de amor, icomprensión o sentimientos de negación a las propias tristezas. Querer “dulzura” para uno, o para los demás puede causar una tesion muy especifica en el páncreas.

No pierdes nada en probar

Si esto te parece un poco absurdo o sientes no tiene nada que ver contigo, solo prueba a ver que experiencias hubo en tu vida antes de que te enfermaras o sufrieras algún decaimiento o hasta golpe en tu páncreas. No pierdes nada. Observa si hubo algo que te hizo sentir muy mal, alguna experiencia que sientas no puedes perdonar o no sabes “por qué te toco a ti”. Si llegas a observarla, desahoga el sentimiento, escribe lo que sientes y luego trata de ver el lado nutritivo, es decir, trata de ver que puedes aprender de lo que te pasó. Una de los aprendizajes podría ser que quizá esperaste mucho de alguien, o que diste más de lo que deberías haber dado, o que necesitas aprender a soltar lo que ya no te hace bien en tu vida.

La mayoría de las veces basta con solo mirar y reconocer la experiencia para que el cuerpo deje de estar en estrés, y el hígado se relaje y vuelva a sus funciones normales, o se recupere rápido de operaciones y retome sus labores con nueva salud.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 4,57 de máximo 5)
Loading...
17 Comentarios
  1. 14 agosto 2016
    • 15 agosto 2016
  2. 30 junio 2016
    • 30 junio 2016
  3. 10 marzo 2016
    • 10 marzo 2016
    • 30 julio 2016
  4. 21 febrero 2016
  5. 5 febrero 2016
    • 21 febrero 2016
  6. 14 enero 2016
    • 14 enero 2016
  7. 23 agosto 2015
  8. 10 agosto 2015
  9. 27 julio 2015
  10. 30 octubre 2014
  11. 28 octubre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR