Músculos Débiles o Enfermos: Dieta reconstructiva y un secreto para curar a profundidad

¿Distrofia muscular? ¿Debilidad y cansancio al moverse? ¿Miastenia? ¿Fibromatosis? Recuperar la fuerza, energía y salud muscular puede ser más sencillo de lo que crees. Y de forma natural. Los músculos son parte del sistema locomotor del cuerpo, sin ellos no podríamos movernos como lo hacemos, ni tendríamos la fuerza y soporte para realizar cantidad de posturas que tiene el cuerpo humano. Hay músculos que se mueven a voluntad propia y músculos independientes, como el músculo cardiaco, que se contraen y/o relajan solos para realizar funciones específicas como el palpitar, etc.

Cómo curar los músculos débiles o enfermosMúsculos Débiles o Enfermos: dieta reconstructiva y un secreto para curar a profundidad

Para curar los músculos y recuperar su fuerza necesitas empezar con una dieta rica en proteínas, vitaminas y enzimas de gran calidad, las cuales se encuentran principalmente en los alimentos. Te recomiendo inicies cada día con un jugo de cítricos o de frutas ácidas como la piña, fresa o ciruela, que limpiaran de toxinas tu cuerpo y son estupendas regeneradoras de tejidos y depuradoras de sangre, la cual es la base para una curación profunda. En un cuerpo con sangre limpia no cabe enfermedad. El ph de la sangre es la clave para recuperar tu salud, y si es muy ácida y hay toxinas la dieta es la base.

Elabora tu jugo mezclando dos o tres frutas cítricas o ácidas, agregando ya sea nueces, almendras o leche de almendras, y una cucharada de avena, chía, linaza evita la leche de vaca en todo sentido pues es de difícil digestión y genera cantidad de toxinas y fermentaciones innecesarias en el cuerpo. Puedes endulzar con miel de abeja.

Después del jugo desayuna cereal integral. ¿Sabes cual es uno de los mejores cereales para los músculos? El amaranto. Puedes agregarlo a cantidad de platillos, a los huevos, sopas, ensaladas, frutas y hasta en los hot cakes. Pero recuerda solo evitar en tus comidas las harinas, pastas y azucares refinados que desmineralizan el cuerpo y lo llenan sin nutrirlo, debilitándolo a la larga. El amaranto tiene todos los aminoácidos necesarios para formar las proteínas que necesita el musculo y los tejidos, además de contener otras vitaminas y minerales que lo convierten en un alimento en verdad extraordinario.

Come lo que gustes en la comida, pero incluye frecuentemente atún, salmón, sopa de vegetales casi crudos, arroz integral, vegetales al vapor, alubias, garbanzos, habas, etc., y evita las carnes rojas.

Además del jugo cítrico en la mañana, bebe otro elaborado con sábila o nopal, que es de las mejores frutas reconstructivas de tejidos, llena de antioxidantes. Mezcla un pedacito con un jugo de zanahoria y una ramita de apio, que es rejuvenecedor y tonificante, y bebe de inmediato.

Bebe al día dos litros de agua y empieza una rutina suave de ejercicios o estiramientos si te es posible.

Un secreto curativo para los músculos

En un aspecto más profundo, los músculos representan la fuerza y el vigor no solo del cuerpo, sino de nuestra mente. Los músculos están asociados a la motivación, la fuerza de voluntad, a la fuerza para realizar algo, etc.

Dolores leves y/o sensacion de cansancio muscular: hay veces que solo hay cierto cansancio y una sensación de falta de fuerza, sobre todo a la hora de levantarse. En este caso el músculo indica que estas agotado. Puede ser que te estés exigiendo de más, que no estes haciendo lo que en realidad qusieras, o puede ser que, en tu temor de no conseguir lo que deseas, estes trabajando bajo fuerte estrés. En este caso, solo relajate, ve a tomar un buen masaje y confia en que las cosas siempre llegan con esfuerzo y paciencia.

Debilidad muscular acentuada:

En el caso de la debilidad muscular, cuando las extremidades se sienten débiles y no puedes caminar o mover los brazos, el cuerpo te indica que es tu propia debilidad emocional la que no te permite moverte. Quizá tengas temor de avanzar, o sientas que todo es inútil y hayas perdido las ganas de ir hacia donde deseas ya sea porque no aprecias lo que eres o no te sientes suficientemente capaz, hábil, fuerte. En este caso, necesitas revalorar tu vida, lo que quieres que siga, lo que tienes de talento y tu confianza. Evita recargarte en los demás y exigirles que te valoren a den lo que sientes te falta. Recuerda que nadie te dará el valor ni la seguridad si tu no empiezas por dártelo. Encuentra una razón y confía en ti, tienes todo para ser y hacer lo que deseas, y si no lo encuentras, créalo y dátelo. La vida es una opción, y esta la opción de sentirse tanto débil como fuerte. El cuerpo solo obedece, tú eliges hacia dónde.

Miastenia: debilidad muscular crónica

Debes atender toda evidencia de cansancio prolongado o falta de fuerza muscular, pues puede convertirse en miastenia, una fatiga muscular constante. En este caso, no se ha resuelto el conflicto más profundo: el cansancio con la vida. Puede haber sentimientos de no querer vivir, y hay una verdadera ausencia de motivación. La persona podría estar pensando en que no importa ya nada, y se está dejando perecer. Y esto sucede cuando no hemos conectado con algo que nos anime, porque seguimos quizá enfadados profundamente con cosas del pasado que nos impiden ser felices en este momento.

Distrofia muscular o hipertrofia muscular:

En el caso de la distrofia se refiere a la disminución de volumen y fuerza muscular debido a una grave desnutrición. En la hipertrofia hay un aumento de volumen y un exceso de tensión. En cualquier caso, hay una pérdida de control muscular, o de nuestra propia fuerza. La persona puede estar sintiendo que su fuerza dependen de varias circunstancias pasadas, o tenga reclamos y pensamientos autodestructivos de los que se alimenta pero no se nutre, siente que no se le dio el apoyo o empuje necesario en su vida, y quedarse sin fuerza puede ser su reclamo o su llamada de atención para ser cuidado o apoyado. En el fondo, la persona se siente muy desvalorizado por todo lo que no es capaz o teme no llegara a su vida. El alimento que te pide el cuerpo en este momento es muy importante que lo atiendas: empieza por generarte pensamientos más amorosos contigo y con los demás, aprende a dejar de exigir y a darte tu la vida que deseas, confiando en tu propia fuerza y en que todo lo que emprendas poco a poco se ira logrando. Toma consciencia de tu talento y de tu fuerza interior.

Dolores musculares: en este caso, hay un exceso de tensión y culpa oculta, una profunda necesidad de calmarse y sentirse seguro con la vida.

Dolores musculares con rigidez (fibromatosis): Cansancio mental muy agudo debido a que se carece ya sea de flexibilidad para moverse entre otras formas de pensar y ver la vida, o por miedo a no poder controlar algo. La rigidez muscular es rigidez mental. Aquí hay que revisar de donde viene la tensión y aprender a ser más flexibles, a confiar y estar abiertos a nuevas formas de movimiento. Soltarse es la palabra clave. Soltar todo lo que es forzado y te mantiene con angustia y ansioso. Confía en que todo se resuelve siempre.

Recuerda en todo caso que los músculos representan la fuerza y vigor del cuerpo, y principalmente estan asociados al ánimo de la persona por vivir y hacer sus deseas realidad. Y esto inicia con una valoración de lo que eres y realmente deseas que sea tu vida.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,33 de máximo 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. 31 agosto 2016
    • 3 septiembre 2016
      • 7 octubre 2016
      • 7 octubre 2016
  2. 15 octubre 2015
  3. 29 julio 2015
  4. 8 mayo 2015
  5. 1 mayo 2015
    • 4 mayo 2015
    • 27 febrero 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR