Hígado débil o enfermo: Jugo curativo y cura secreta que no sabias

Hkaraci?eray una gran lista de afecciones que resultan de un hígado débil o enfermo: mala digestión, abdomen abultado, sobrepeso, estreñimiento frecuente, hipertensión, retención de líquidos, diabetes, exceso de gases, colon irritable, mal aliento, piel skaraci?er Hígado: Jugo curativo y cura secreta que no sabiasensible e irritable o enferma, fatiga, cansancio excesivo, falta de concentración, artritis, lengua blanca, lagañas, alergias (erupciones, estornudos, asma, etc). También los problemas de visión avisan de un hígado enfermo.

El hígado es un órgano que cumple muchas tareas en el cuerpo. Una de sus funciones principales es que es un órgano depurador (de toxinas, medicamentos, grasas, etc.), por lo que si no funciona correctamente las toxinas se acumkaraci?erulan con gran facilidad causado toxemia, la causa principal de casi todas las enfermedades.

Si tienes hígado débil o enfermo, puedes curarlo con la dieta depurativa, esto te ayudará a limpiar el hígado. La dieta consiste en evitar las harinas blancas y dejar de comer proteínas animales durante 4 meses durante los cuales los vegetales crudos y al vapor deben predominar, así como beber en ayunas un te de boldo con el jugo de medio limón exprimido diariamente.

Además de esta dieta, te damos un jugo súper curativo del hígado para ayudarte:

Necesitas:

  • 1 pedazo de jengibre del tamaño de tu dedo pulgar, bien lavado y desinfectado, que este fresco y tierno.
  • 1 ramita de apio
  • 1 vaso de germinado de alfalfa
  • 1 pedazo de remolacha muy pequeño (no debes abusar de la remolacha si no hara un efecto contraproducente)
  • El jugo de 3 limones

Pasa por el extractor el apio y la remolacha, y luego licúa con el resto de los ingredientes, y bebe inmediatamente, todos los días, de preferencia a media mañana. En ayunas lo mejor es el te de boldo, y tomar una cucharadita de aceite de oliva extravirgen.

Puedes tambien tomar el jugo curativop de naranja con aloe y jengibre a media mañana. Puedes intercalar lo sjugos cada día.

Un secreto que no sabías…

Si tu hígado no se cura o te duele a menudo, o tienes problemas hepáticos crónicos, es que debes considerar lo que se consideraba hace miles de años y lo que sigue considerando la medicina china: el aspecto emocional o energético.

El hígado es un órgano relacionado con algunas emociones y actitudes de vida, como el exceso de control, la envidia, los celos, la ira, etc. Pero alto:

¡Ni el enojo, ni la ira ni los celos o demás son negativos o malos!

Es la actitud que tomamos ante estas emociones lo que si es limtado.

¿Sabías que considerar el enojo, los celos o la envidia como negativos o “malos” hace que estés en un exceso de control, es decir, que no te permitas sentir o que niegues ciertas emociones, lo cual daña severamente al hígado?

Asi que lo primero es que no juzgues lo que sientes, ni que te vayas con la finta ni que repitas lo que dicen todos por ahi, que es malo enojarse, qu emejor hay que hacer oidos sordos, que mejor no engancharse, etc.

¡Enójate si quieres y cuando lo sientas! Es importante que reconozcas las cosas que te enfadan, y que aprendas como solucionarlas, no negarlas o disfrazarlas o ponerle cara linda a todos cuando no te sientes con ánimo. NO estamos diciendo que tienes qu epelear con el de enfrente. Sino que te permitas sentir, pero en la intimidad, desahogando el enojo en un lugar donde estes tu solo y donde no agredas ni a ti ni a terceros.

Pero enójate, grita si quieres en tu cuarto, y no manipules o enfries el enojo con ideas de que “eso esta mal” o que “el enojo no sirve para nada“. El no querer ver lo que te enfada, el no querer permitirte el enojo, hace que precisamente te enojes más, porque lo que te enoja no es algo que tengas aprendido. Te seguirás enojando porque regresara la misma situacion tarde o temprano, y te volveras a irritar aunque no quireas. Y tu hígado lo seguirá padeciendo.

Así que aprende de tu enojo. La naturaleza no nos dio las emociones para juzgarlas, sino para ayudarnos a crecer. Observa esas personas que parecen muy tranquilas o muy “lindas”, y que luego se enferman de todo. Es porque simplemente juzgaron y manipularon lo que sentian. Y el cuerpo lo absorbio en enfermedad.

¿Y qué es lo que tienes que aprender del enojo, la envidia o los celos y el control?

Bueno. Una de las cosas principales a aprender del enojo es que dejes de esperar de los demás. Cuando esperas que alguien sea como tu quieres o piensas que es “correcto”, te enojaras cuando no sea así. Querrás controlarlo a tu forma de ver las cosas, y esto te seguirá enfermando.

Déjalos ser. Permíteles que sean como gusten, y aprende a darte lo que más esperas de los demás-

Los celos y la envidia simplemente significan que no te sientes muy segura o seguro de ti, lo cual te debería antojar a crear tu propia vida y a quererte y aceptarte más.

Y el control… Bueno. Hay muchas personas que intentan controlar todo y a todos, y esto es en verdad un desgaste nocivo para el hígado. Sin embargo, no lo veas como malo, sino más bien observa porque quieres controlar todo, quizá tengas miedo, lo cual indicaría que necesitas creer más en ti o en la vida misma.

Te aseguro que si le das una vuelta a tus emociones y las atiendes con paciencia y entendimiento, veras como tu hígado se cura más pronto de lo que imaginas.

Etiquetas:, , , ,
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, media: 4,38 de máximo 5)
Loading...
34 Comentarios
  1. 13 octubre 2016
    • 14 octubre 2016
    • 14 octubre 2016
  2. 5 julio 2016
    • 6 julio 2016
  3. 6 noviembre 2015
    • 6 noviembre 2015
  4. 22 agosto 2015
  5. 22 julio 2015
  6. 21 mayo 2015
    • 22 mayo 2015
  7. 6 abril 2015
  8. 26 enero 2015
  9. 22 diciembre 2014
  10. 18 noviembre 2014
    • 18 noviembre 2014
  11. 14 noviembre 2014
  12. 5 noviembre 2014
    • 7 noviembre 2014
      • 7 noviembre 2014
  13. 24 septiembre 2014
  14. 21 septiembre 2014
    • 22 septiembre 2014
    • 22 septiembre 2014
  15. 19 septiembre 2014
    • 19 septiembre 2014
  16. 19 septiembre 2014
  17. 18 septiembre 2014
    • 19 septiembre 2014
  18. 16 septiembre 2014
    • 19 septiembre 2014
    • 19 septiembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR