Dengue, Chikunguya y Malaria: un secreto curativo y preventivo

La chikunguya es una enfermedad viral muy parecida a la malaria o dengue, tan parecida que a veces no se alcanzan a distinguir entre una y otra, si acaso porque la malaria y dengue parecen tener síntomas un poco más fuertes que la chikunguya que destapa síntomas menores. Las tres se transmiten por la picadura de un mosquito, como el Aedes aegypti, infectado con el virus, provocando síntomas no solo muy molestos y que pueden dejar secuelas, sino que pueden durar bastante tiempo o volverse crónicos.Dengue, Chikunguya y Malaria: un secreto curativo y preventivo

Síntomas de la Chicunguya, malaria y dengue:

  • Fiebre alta.
  • Dolor en las articulaciones y los músculos.
  • Dolor de cabeza y muscular.
  • Debilita riñones

Si bien es raro que provoque la muerte, estos síntomas suelen ser muy intensos, sobre todo el dolor en articulaciones, el cual puede extenderse hasta por años. Algunas veces el dolor o los síntomas causan discapacidad en algunas personas que tienden a resentir de forma más severa esta infección.

Causas del Dengue, malaria o Chikunguya:

Las causa principal es la picadura del mosquito infectado, pero que la enfermedad sea acentuada o débil, o tenga síntomas más prolongados o no, depende de si el cuerpo de la persona esta debilitado, mal alimentado y con fuerte acumulación de estrés. Se dice que no existe vacuna ni tratamiento para curar este problema de salud, pero esto quizá suceda porque por lo general suele atenderse el cuerpo y no se consideran causas más profundas donde estaría la cura segura.

Como curar y prevenir esta infección:

Si en verdad deseas una cura profunda o prevenir esta afección, necesitas seguir una dieta curativa y preventiva donde el cuerpo pueda volverse más fuerte en su mecanismo de defensa. Los cuerpos con demasiada circulación de toxinas suelen padecer mucho más esta afección y los síntomas se alargan más. Se recomienda no consumir carne de ninguna (ni pollo, ni mariscos), tampoco ningún lácteo (ni leches ni quesos, solo el queso blanco o panela, y una pequeña rebanada al día) ni huevo, para ayudarle al cuerpo a la liberación de tóxicos y a debilitar el virus, así como ayudar a que el virus no se instale en las articulaciones. Debe eliminarse además el azúcar blanca o refinada, que es pésima en casos de infecciones ya que al ser muy calórica aumenta la temperatura corporal y ayuda a que el virus se propague. No se debe endulzar en este momento, si acaso con un poco de miel de agave.

Hay que mantener una buena hidratación, dos litros de agua al día, y agregar unas gotas de equinácea o clorofila líquida a un vaso de agua con el jugo de un limón y beberlo en ayunas lo más caliente que se pueda. Luego, no comer nada hasta que pase media hora, y entonces se come un plato de piña o uvas, para purificar sangre y que el virus no encuentre como cultivarse.

Durante 20 días se debe mantener la dieta a base de vegetales frescos o al vapor, no muy cocidos para que mantengan sus nutrientes, y beber jugos de vegetales crudos. Uno recomendado para aumentar defensas y purificar hígado, bazo y páncreas, que son órganos involucrados principalmente en la recuperación, es el de zanahoria con nopal o aloe, o alfalfa con zanahoria. Se debe tomar este jugo recién hecho y a sorbos despacio. El pan solo debe ser integral, y las pastas también. Se recomienda a la hora de la comida lentejas, caldo de col con papa, ensalada de alubias con germinados, caldos de vegetales con brócoli casi crudo, arroz integral, tapioca, leche de almendras sin azúcar, etc. Debe consumirse cloruro de magnesio, una cucharada al día, y en la noche tomar dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen y ensalada de manzana sin cascara, o plato de papaya o uvas. Esta dieta es casi indispensable en los lugares sobre todo calurosos o donde hay epidemia, y rodear las casas de citronella, una planta que espanta a los mosquitos de forma natural.

Cura que no sabías

El dengue, malaria y chikunguya, como los problemas de salud, no aparecen nada más porque si. A pesar de que la causa sea la picadura de un mosquito, debe atenderse de forma profunda el cuadro de síntomas que lo provoca. El cuerpo tiene grandes recursos curativos y es mucho más fuerte y poderoso que lo que pueda transmitir un mosquito o cualquier enfermedad.

La tensión y estrés baja mucho las defensas del cuerpo, pero sobre todo el estrés causado por tristezas profundas y acumuladas. Los dolores hablan en el cuerpo de una represión de sentimientos, nos duele movilizarnos porque estamos sintiendo quizá culpa, enojo o frustración profunda contra alguien que sentimos no pudimos dar la cara, o no dio l acara. Repasamos ofensas, resentimientos y no acabamos de sentirnos en paz con alguna situación. Esto genera no solo fiebre, que es enojo muy guardado, sino los dolores musculares y articulares. Para curarte te recomiendo que trates de enfrentar primero contigo los sentimientos que tienes ya sea en contra de alguien o contigo mismo. Escribe de ser necesario las cosas que sientes, y no te limites a decirlo como es, no edites tus sentimientos por más fuertes o “feos” que parezcan, no te resistas a movilizar sentimientos y no tengas culpa por lo que sientas, si lo liberas y escuchas,, el cuerpo ya no tendrán que decirlo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 30 junio 2015
    • 2 julio 2015
  2. 16 junio 2015
  3. 15 mayo 2015
    • 2 julio 2015
  4. 15 mayo 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR