Tomar Decisiones: 4 puntos de poder para hacer Elecciones grandiosas, y alejar la Indecisión

Decisiones: 4 puntos de poder para hacer Elecciones grandiosas, y alejar la Indecisión ¿Lo tomo o lo dejo?  ¿Me quedo o me voy? ¿Le digo o no le digo?… ¿Y si no funciona? ¿Y si no obtengo lo que esperaba? ¿Cuál es mi mejor camino?

Qué hago para tomar decisiones

Hay muchos momentos en la vida donde el camino se abre y aparece la disyuntiva, y por más que valoramos y revaloramos una situación, no sabemos exactamente qué será lo mejor para nosotros o cuál es el camino a seguir. Puede ser que nos sintamos confundidos y/o ansiosos ante ciertas decisiones, incluso puede haber miedo profundo por no hacer una buena elección y sentir verdadero estrés ante lo que necesitamos hacer.

La vida está hecha de pequeñas y grandes decisiones. Estamos donde estamos por lo que hemos decidido. Una decisión es una trayectoria de vida. Cierto. Y si hay indecisión en nuestra vida, y sentimos fuerte preocupación por esto, es que quizá necesitamos entender bien el sentido profundo de nuestras decisiones, pues realmente hay valiosos puntos de poder que valorar cuando tomemos una decisión..

Primer punto de poder: lo que decidas está bien

Esta es la primera fase para tomar una decisión. Uno pensara que si elige “mal”, entonces repercutirá enormemente en la vida. Y realmente esto, lo único que provoca, es más miedo, más ansiedad y más preocupación. Cuando vayas a decidir piensa que, sea cual sea el camino que elijas, estarás bien. Y que ese camino es el camino que necesitas realmente para encontrar tu destino más grandioso. Si decides con miedo o con mucha preocupación, entonces te puedes provocar una gran duda e incomodidad, lo cual opacará tu mente y nublaran tu claridad para decidir. Dite a ti mismo “Estaré bien y en paz donde decida estar”. Luego pregúntate… ¿Qué quiero realmente?

Segundo punto de poder: ¿Qué quieres realmente?

  • Saber que se quiere: en esta fase puede haber gran conflicto para muchas personas, porque no pueden saber con exactitud lo que quieren. Si no sabes muy bien qué es lo que quieres, empieza por las cosas que no quieres. Ve descartando lo que no te gustaría y ve limpiando la decisión hasta que quede más clara. Es muy importante, ojo, que no consideres cosas de tipo “Cómo me verán los demás” o “Qué pensaran de mi”, porque esto nublara y confundirá tu decisión más grandiosa. No te enfoques en la aceptación ajena, lo cual puede ser muy difícil para muchas personas.
  • Debes intentar siempre valorar desde tu corazón, desde tu sinceridad y honestidad contigo, porque en ti hay respuestas claras y significativas. Dite: “¿Qué es realmente importante para mí”. Recuerda que no naciste para hacer feliz a los demás, ni para complacer a nadie, sino a ti mismo. Si decides tomar en cuenta a todos menos a ti, será difícil que encuentres lo que realmente quieres. Y es muy probable que te sientas vacio o perdido constantemente decidas lo que decidas, porque no estás conectado con lo profundo dentro de ti.
  • Por esto, no bases tus decisiones en la aceptación ajena ni en apegos, y evita pedir opiniones externas, porque los demás nunca van a saber lo que para ti es realmente importante. Pedir muchas opiniones a los demás puede evidenciar inseguridad en ti mismo. Acércate a algunas personas que creas tienen buena visión de lo que quieres, considera sus puntos de vista, pero nunca decidas en función de lo que te dicen o hacen los demás. Pregúntate siempre lo que es mejor para ti. Muchas veces lo mejor es el camino que no conoces, el que te representa mas desafío creativo, mas reto y esfuerzo. El camino  más fácil, el más cómodo,  el que parece “pesar menos”, por lo general no traerá satisfacción, porque ya te sabes lo que hay ahi. En un camino habitual y conocido no podrás conectar con las habilidades creativas aun desconocidas dentro de ti. Te sentiras aburrido, cansado, pelearas porque si, encontraras motivos para no estar contento. Ya te lo sabes. ¿Lo ves? Lo que tiene que tener más peso en tus decisiones es lo nuevo, auqneu parezca pequeño e insignificante. Lo desconocido. Ahi es donde debe estar tu apuesta. Ve por lo desconocido. Y arriésgate. Sea cual sea el resultado, si vas por lo que intuyes o quieres, ahí habrá gran ganancia de todo. Y todo es todo.

Tercer punto de poder: arriésgate

  • El riesgo es la fase última de las decisiones. Llegará el momento en que haya que decidir si será azul o rojo. En esta fase, uno puede sentir todavía muchas dudas, incluso miedos, o quizá hasta dolor, cuando es necesario romper con cosas que ya no queremos y a las cuales nos hemos apegado. Sin embargo, debes hacer caso a lo que has decidido, y aprender a pasar la fase de adaptación, la cual a veces es un poco incomoda o dolorosa. Confía en lo que has decidido, porque sea cual sea tu decisión, ese es exactamente el rumbo que necesitas en este momento para alcanzar eso grandioso que sueñas.
  • Confía en lo que has decidido. Y si sientes que en tu mente a menudo te pasa la idea de “¿Y si hubiera…?”, es decir, en qué hubiese pasado si hubieses tomado “el otro camino”, si te sientes poco feliz con lo que has decidido, entonces date calma sintiendo que incluso asi, estas en el camino correcto.

Cuarto punto de poder: “Y si hubiera…” no existe

  • El temor a la equivocación, el temor a que no pase lo que quieres, a no encontrar lo que buscas, a perder lo que ya tienes, etc., solo causara mucha ansiedad en ti. Esto habla de una falta de confianza en tus habilidades creadoras. Si temes equivocarte o sientes que ya te equivocaste al tomar una elección, si sientes que te dejaste influir por personas, o por cosas que no son esenciales o importantes para ti, entonces necesitas encontrar lo valioso en lo que has decidido. Aprender de las decisiones que tomamos es más valioso que la decisión en sí.
  • Si te sientes inseguro en lo que has decidido, o sientes que no eres feliz, o te sientes aun perdido o vacío, no te tortures con esas ideas de: “No estoy en mi camino”. No. No te hagas sufrir a ti mismo ni te vuelvas una víctima de ti. Mejor dite: “Bueno, aun así sigo en el camino adecuado, porque estoy aprendiendo a llegar a donde quiero, a no perderme, a considerar lo que antes no consideraba, a ver lo que antes no veía y a ser más atrevido para conseguir lo que realmente quiero.”

Cuando te apoyas y te animas incluso en estos momentos, cualquiera que sea la decisión que hayas tomado se vuelve oro, porque estas aprendiendo a fortalecerte, a conocerte mejor, a ser más valiente. Sigue pensando esto y enfócate en lo que sueñas. Veras como entonces aparecen delante de ti nuevamente oportunidades para que sigas avanzando hacia lo que verdaderamente sueñas.

“Puedes tomar muchas decisiones en tu vida: pero la decisión más grandiosa es lo que decides sentir cuando eliges algo.” K. L.

Recuerda que tú eres el creador de tu vida. Tú eres quien se sintoniza con la oportunidad o con el fracaso. Tú eliges que sigue. Si confías en ti y te sintonizas con lo grandioso, cualquier camino te llevara exactamente a dónde quieres llegar.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. 20 octubre 2014
    • 22 octubre 2014
  2. 11 octubre 2014
  3. 8 octubre 2014
  4. 5 octubre 2014
  5. 4 octubre 2014
  6. 30 septiembre 2014
    • 1 octubre 2014
  7. 30 septiembre 2014
    • 1 octubre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR