De una vida Pesada, Gris y dura a una Vida Grandiosa, libre y brillante… ¿es posible?

Quizá pienses que no. Que la vida es “asi” y que hay que adaptarse o resignarse y vivir, digamos, sobreviviendo. Eso es lo primero que se viene a la mente cuando se abren los ojos y hay una realidad que no empata con nada grandioso ni genial, y todo parece más bien limitado, carente, duro y doloroso. Ahora bien. Las ecuaciones de matemáticas más difíciles no se le ponen a los niños. Se le ponen a quienes ya saben, a quienes pueden resolverlas y tienen el potencial de encontrar la soDe una vida Pesada, Gris y dura a una Vida Grandiosalución.

¿Vives o sobrevives?

La vida tiene su sabiduría. Y los desafíos más difíciles se les dan a quienes de alguna forma ya saben y tienen la capacidad de encontrar la solución.

¿Te has preguntado un día quién te puso ahí, en esa realidad? ¿Por qué a algunos les tocan ciertas circunstancias de vida y a otros no? ¿Dónde está escrito que la vida tiene que ser “así”?

Transformando la realidad

¿Sabes que es el plomo? Es un metal pesado, gris, duro y muy poco noble y barato. Es un metal venenoso que intoxica si se come. En la antigüedad, los alquimistas, que eran personas que experimentaban con los metales, intentaron durante muchos siglos convertir el plomo en oro. El oro es un metal noble, brillante, ágil y cuyas grandiosas y extraordinarias propiedades lo hacen realmente valioso y muy caro.

Convertir el plomo en oro. Era uno de los profundos desafíos de los alquimistas. Convertir tu vida de dura pesada y gris en algo grandioso y brillante. Ese es el mayor de los desafíos de tus potenciales creativos. Porque… ¿Algún día has soñado con la realidad ideal? ¿Has fantaseado con lo que más te gustaría tener o ser? ¿Has imaginado con una vida más ilimitada o brillante que la que conoces hasta ahora?

Soñar la realidad

Si puedes soñar o imaginar algo más grandioso, ya has empezado una transformación. Porque al soñar la vida uno inicia un proceso que es un poco complejo de explicar, pero en palabras practicas, al soñar lo que quieres, lo que te gustaría ser o tener, ya estas incitando uno de los talentos creadores dentro de ti.

Ahora bien. Si no te anima soñar con nada, si no te entusiasma crear algo o transformar tus limitaciones en algo más grandioso, entonces la pregunta sería: ¿Qué decides ser en tu realidad? ¿Una víctima o un creador?

Víctima o Creador

Si decides ser víctima de la vida, entonces está bien. Quizá te la pases quejando, pensando que todo es cruel, que nadie te comprende y que la vida es dura y gris. Y que les importa a los demás si quieres ser la víctima y sufrir. Si es lo que decides ser entonces eso está bien. Se entonces una víctima feliz. Brinda por eso y deja de sentirte culpable al menos por tu condición. Y bueno. Si algún día te cansas de quejarte o de sentir que no tienes poder sobre tu realidad, entonces quizá pruebes lo que se sentiría ahora ser el creador de tu realidad.

Soñar la realidad

Realmente no es difícil. Lo que quizá se haga arduo, duro y complicado es el cómo llevar el sueño hasta la realidad. Porque realmente si uno sueña, y no sabe como cultivar ese sueño en la vida, entonces puede haber mucha desilusión, muchos sentimientos de traición, y es que nadie realmente nos enseña cómo usar los potenciales que tenemos dentro para cambiar la vida.

La actitud

Escoge algo que quieras cambiar en tu vida, que no te guste, que desees hacer más grandioso y haz un dibujo de cómo te gustaría cambiarlo o lo que te gustaría tener. Procura que ese dibujo no incluya personas ni lugares, porque entonces estas condicionando lo que quieres. Si quieres, por ejemplo, cambiar las circunstancias de una relación que no te gusta, entonces solo piensa en lo que te gustaría generar. Di: “Ahora me relaciono con personas amorosas y comprensivas”. Y haz un dibujo que represente este deseo. Luego entonces, empieza con una actitud diferente en la vida. Y lo primero es dejar de esperar de los demás, porque mientras esperes de los demás, entonces tu poder creador está condicionado a los demás. Y los demás tienen derecho a ser como quieran ser. Deja de pensar que fulano o fulana o tu jefe, el gobierno, la vida debería de ser de una forma. Solo céntrate en lo que quieres tu ver alrededor y en tu dibujo

Si quieres cambiar tu realidad, empieza por cambiar tu

Una vez que hagas esto, necesitas empezar a comprender que la realidad se siembra desde la forma en cómo pensamos y como la vemos. Esto puede parecer quizá confuso o poco creíble al principio, porque quizá habrá quien piense que nadie piensa precisamente en enfermedades o limitaciones. ¿Y entonces porque uno se enferma o cae en limitación? Porque los pensamientos, si no son amorosos o fluidos, se van estancando en nuestra propia vida. La mente no reconoce si estas enfadado con tus padres, tus vecinos, Dios o la vida. Si tu te sientes en resistencia, con rencor, con pensamientos de odio o irritación hacia alguien más, es lo que cultivaras a tu alrededor y principalmente en tu cuerpo.

Así que empieza por ti

Cambiar el pensamiento es difícil si no empiezas a ver todo lo que tienes que aprender de tu vida. Si estas muy enojado con alguien no te servirá de nada pensar cosas lindas de esa persona, porque el enojo y el odio estarán dentro. Mejor di: “Qué tengo que aprender yo de esta persona o circunstancia? ¿qué tanto espero o esperé de ella, de ellos? ¿Por qué no puedo empezar por darme yo todo eso que pido o exijo a los demás?”

Esta es una de las formas más profundas de empezar a cambiar el enojo, el odio, la depresión. No es pensando cosas lindas, es comprendiendo lo que tienes que aprender a darte tu.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,25 de máximo 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. 13 septiembre 2016
  2. 4 diciembre 2014
    • 7 diciembre 2014
  3. 19 noviembre 2014
  4. 8 noviembre 2014
  5. 2 noviembre 2014
    • 7 noviembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR