Corazón Débil y Presión Sanguínea Enferma: jugo verde vitamínico y un secreto curativo

Corazón Débil y Presión Sanguínea EnfermaUn corazón sano y una presión sanguínea en perfecto equilibrio y salud … ¿Quieres saber cómo lograrlo? Pues no lo pienses más. Ya sea presión sanguínea alta (hipertensión), Baja (hipotensión), arritmias, infartos, enfermedad de arterias coronarias, etc. Puedes empezar por darle a tu corazón una cura profunda, permanente y de forma totalmente natural si poco a poco le das al cuerpo los ingredientes necesarios para activar su poder curativo.

Nuestro corazón tiene una función básica en el cuerpo: que la circulación sanguínea pueda movilizarse de forma armónica y equilibrada en el cuerpo, repartiendo mediante la sangre los nutrientes y el oxigeno, y recogiendo y llevando los elementos de desecho para que puedan ser expulsados del cuerpo. Las venas y arterias son, digamos, las avenidas por donde circula la sangre, y están relacionadas íntimamente con el corazón.

Cuando el corazón enfermo o débil, o tu presión sanguínea no es equilibrada, es porque hay algo que está sucediendo en el organismo. Algunas causas son una dieta deficiente, sobrepeso, exceso de elementos tóxicos circulando por el cuerpo. Si de verdad quieres empezar con una cura profunda y realmente curar tu corazón a raíz, es muy importante que empieces por una dieta que te ayude a sentirte mucho mejor.

Las dietas son estupendas aliadas de la salud, porque ayudan a que el cuerpo comience con una cura real y a desalojar elementos que interfieren en su equilibrio y bienestar. Los alimentos fritos, aceites y harinas refinados y azucarados, así como todos los que contienen grasa saturada, o el exceso de proteínas animales (como carnes rojas, leche, huevos, etc.), son una de las causas principales de los problemas del corazón. Estos alimentos, cuando los consumes de forma exagerada o desproporcionada, van generando una acumulación de grasa en las venas y arterias, lo cual provoca que poco a poco estas se vayan estrechando y, a la larga, los conductos se hagan más pequeños y el corazón se tenga que esforzar por repartir la sangre.

Ahora bien. Si en verdad deseas curarte, podrías empezar por evitar estos alimentos en tu dieta. Puedes sustituir la leche de vaca por leche de almendras o leche de avena.

Para complementar esta dieta, debes aumentar el consumo de vegetales frescos o al vapor, que son los que activan la circulación de desechos y grasas en el organismo. Los vegetales verdes, en especial los germinados, son estupendos para la salud del corazón. Incluye en el dia al menos dos ensaladas de vegetales frescos variados y de la estación. Empieza cada día tomando un te de boldo ligero con el jugo de medio limón. Y cada día, prepárate este licuado a media mañana, que es la mejor hora para tomarlo.

JUGO VERDE PARA CURAR CORAZON

Necesitas:

  • Una ramita de perejil
  • Una ramita de apio
  • Un nopal mediano o dos cucharadas de aloe
  • Un pequeño diente tierno de ajo
  • El jugo de tres limones
  • Una cucharada de chía
  • Un arbolito de brécol (o germinado de brócoli)
  • Miel de abeja o agave, dos cucharadas (opcional, se puede beber sin endulzar)
  • 1 vaso y medio de agua

Pon todo en la licuadora hasta que quede bien molido. Luego, lo ideal es que lo tomes sin colar, incluso masticando un poco de ser necesario. Bebe este jugo diario durante al menos 41 días.

Curando a raíz…

Las enfermedades no solo aparecen porque si. Siempre hay una causa muy profunda en nuestro cuerpo que es la que propicia que aparezcan y, aunque la dieta es básica para iniciar una curación, no lo es todo. Tú dirás: ¿Por qué el vecino como de todo y nunca se enferma? ¿Por qué hay personas que no son obesas y tienen hipertensión? ¿Qué es lo que esta enfermando el corazón o la presión sanguínea?

El corazón es la casa del cuerpo

Y en la casa, nosotros debemos sentirnos protegidos, que tomamos alimento, descanso, “oxigeno” para poder luego salir a circular por la vida. El corazón representa ese lugar en nuestro cuerpo de donde debemos tomar  la protección, el alimento, el oxigeno y el amor que tomamos para poder circular en la vida.

Una de las causas principales de todas las enfermedades del corazón es el estrés prolongado y acentuado cuando sentimos no tenemos o hemos perdido eso que representa nuestra casa. En el caso de la enfermedades del corazón, hay mucha relación con el estrés que se genera cuando sucede un conflicto de pérdida de un “territorio” que consideramos nos daba protección, amor, seguridad, alimento u oxigeno (es decir, que nos nutria en seguridad, reflexión, confianza, etc). El territorio que nos daba esto puede representar muchas cosas en nuestra vida, ya sea un negocio, un familiar, un amigo, una pareja, un trabajo, etc. Cualquier cosa que nos hiciera sentir protegidos, amados, con seguridad, etc.

Si tienes alguna enfermedad del corazón o de presión sanguínea, un corazón débil, observa si no has sentido ya sea ahorita o en algún tiempo atrás una fuerte pérdida de algo que realmente te importaba porque te hacía sentir seguro, con confianza, amado, con fluidez económica, etc. El sentimiento de pérdida sucede cuando se genera un vinculo fuerte de dependencia ya sea afectiva, económica, etc..

El mensaje que se queda con esta experiencia cuando no ha sido curada es un vacío que avisa al cuerpo: “he perdido el alimento que representa el amor, la protección, la seguridad, la confianza…”, y el corazón comienza a bombear con más fuerza y a esforzarse por llevar al corazón eso que sientes necesitas. El corazón no puede distinguir si te falta alimento físico u afectivo. El corazón recibe la instrucción y, al ser un musculo y estar relacionado con la fuerza del cuerpo, bombeara con más intensidad y fuerza, generando una gran lista de afecciones.

Es por eso que podemos asociar a las enfermedades del corazón y la presión sanguínea a las preocupaciones excesivas (sensación de no tener), la ambición (que a final de cuentas es la necesidad de nunca estar satisfecho o “nutrido”), a las personas que se sienten constantemente solas o alejadas del amor, o que no están conectadas con lo que aman, o que se la pasan sirviendo o dando a todo el mundo menos a si mismas (mujeres muy apegadas y dependientes al rol de la familia), etc. también aquí podemos encontrar relación con la sexualidad, porque en la sexualidad podemos poseer aquel territorio que queremos.

¿Cómo curar a raíz?

Empieza por comprender que el amor necesita empezar a engendrarse desde dentro de ti. Tu eres la casa de donde debe partir el amor. Si no logras aportarte el amor necesario y esperas tomarlo de afuera, entonces tu corazón siempre lo resentirá y nunca te sentirás suficientemente amado, querido o nutrido afectivamente si dependes de los demás. Necesitas empezar a trabajar profundamente en el amor por ti mismo, dejar de criticarte y explorar que cosas te hacen realmente feliz. Debes empezar por aprender a circular no en función de lo que los demás esperan de ti, ni de lo que lso demás necesitan, porque estarás nutriendo afuera antes de empezar porlo esencial: tu propio corazón. Empieza por localizar aquello que te hace sentri bien, que quieres, no pienses en los demás, debes pensar en ti antes que nada, pues si tu te haces feliz, podras dar mas que lo que has dado empezando por nutrir afuara.

Si tienes algún problema del corazón o presión sanguínea, dime cuál es tu afección y aquí te ayudare a explorar la causa o raíz emocional que la está generando.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
37 Comentarios
  1. 30 junio 2015
  2. 10 abril 2015
  3. 27 marzo 2015
  4. 27 enero 2015
    • 30 enero 2015
    • 30 enero 2015
      • 5 febrero 2015
      • 5 febrero 2015
      • 5 febrero 2015
  5. 9 enero 2015
  6. 27 diciembre 2014
    • 28 diciembre 2014
    • 28 diciembre 2014
  7. 10 diciembre 2014
    • 11 diciembre 2014
  8. 3 diciembre 2014
  9. 3 diciembre 2014
    • 7 diciembre 2014
    • 21 marzo 2016
      • 21 marzo 2016
  10. 23 noviembre 2014
  11. 23 noviembre 2014
    • 23 noviembre 2014
  12. 23 noviembre 2014
    • 23 noviembre 2014
  13. 23 noviembre 2014
    • 23 noviembre 2014
  14. 22 noviembre 2014
    • 22 noviembre 2014
  15. 22 noviembre 2014
    • 22 noviembre 2014
  16. 22 noviembre 2014
    • 22 noviembre 2014
  17. 22 noviembre 2014
    • 22 noviembre 2014
      • 23 febrero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR